El Municipio advierte que “se llevan el equipamiento” del hospital Leloir

La Secretaría de Salud de Esteban Echeverría respaldó la denuncia de “vaciamiento” del centro de salud, que “sólo funciona como un poli consultorio para algunos pacientes”.

A tres años de su inauguración, el hospital Dr. Luis Federico Leloir de Monte Grande sigue sin funcionar al 100 por ciento. Desde la Secretaría de Salud de Esteban Echeverría respaldaron la denuncia de profesionales de la salud y advirtieron que, más allá de nunca estar en un 100 por ciento en funcionamiento, “se llevan el equipamiento”.

“Hay fotos concretas que demuestran que se llevan el equipamiento”, aseguró la secretaria de Salud local, Verónica Ferraris, quien alertó que el centro de salud sólo funciona en un 3 por ciento de su capacidad original.

En diálogo con Info Región, precisó que había sido equipado con 168 camas, cinco quirófanos, Unidad Coronaria y Terapia Intensiva, para recibir a la comunidad de la Región, pero sólo funcionan algunos servicios en “consultorios externos” pacientes de PAMI.

Sólo funciona como un poli consultorio para algunos pacientes

“Fue concebido como un hospital interzonal de agudos, que pudiera recibir población de Echeverría y derivaciones de otros hospitales de la Región, orientados a la atención del trauma del adulto, preparado para la complejidad alta intermedia en patología de traumas, cardiología, cardiocirugía, entre otros”, recordó. “El fuerte del hospital debería ser su capacidad de resolución quirúrgica y su internación, pero sólo funciona como un poli consultorio para algunos pacientes”, lamentó Ferraris.

La funcionaria aclaró que se hicieron reclamos desde el Municipio, pero no obtuvieron respuestas oficiales.

El hospital de  alta complejidad Dr. Luis Federico Leloir fue inaugurado en 2016, con el compromiso de abrir un sector e ir ampliando la operatividad con el correr de los meses, pero no ocurrió. El centro de salud funciona bajo la órbita de PAMI (Programa de Atención Médica Integral) y si bien el objetivo es poder dar respuesta a adultos mayores, debía dar respuesta también al resto de la población debido a que el hospital Santamarina, que se financia con las arcas municipales, colapsa por la cantidad de personas que acuden a diario.

Está peor que en febrero de 2016, cuando fue visitado por el presidente Mauricio Macri

“Un hospital financiado de esta forma podía resolver los problemas de Lomas de Zamora, Echeverría y Almirante Brown y Ezeiza, pero en la actualidad no sabemos qué va a pasar con él”, alerto Ferraris, quien consideró que “está peor que en febrero de 2016, cuando fue visitado por el presidente Mauricio Macri”. “En ese entonces solo faltaban terminar pequeñas obras en la sala de Terapia Intensiva pero el hospital estaba con su equipamiento a disposición. Hoy, está siendo retirado”, sostuvo.

Se inauguró varias veces pero no anda”, había explicado –también a este medio- el titular de Cicop Esteban Echeverría, Carlos Gracia Costa. Cuando se proyectó el centro de salud, se esperaba que descomprimiera la saturación del Santamarina pero “sólo funcionan algunos consultorios externos para pacientes de PAMI”.

Explicó, en ese marco, que las pocas camas no alcanzan para los adultos mayores que acuden a atenderse y necesitan de una internación. “Lamentablemente la gente de PAMI también necesita internarse y hay pocos lugares para ellos. De funcionar al 100 por ciento, se descomprimiría mucho la situación del Santamarina, que recibe a muchos abuelos que necesitan internarse debido a que hay clínicas de PAMI que se cerraron”, expresó.

Previo Estefan destacó las ganas con las que volvió el plantel
Siguiente Tras prenderla fuego, intentaron ahogar a Rocío