Bullrich defendió la expulsión de delincuentes extranjeros

La ministra de seguridad sostuvo que las personas deben "tener una consecuencia" por sus acciones.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a defender la decisión del Gobierno de facilitar la expulsión de personas extranjeras que cometan delitos al afirmar que deben “tener una consecuencia” por sus acciones.

“Lo vivo con la misma dimensión que para los argentinos. Me parece que esta es una filosofía: el que comete un delito tiene que tener una consecuencia”, resaltó la funcionaria en diálogo con Radio Mitre.

Bullrich sostuvo que el Ejecutivo está “igualando las perspectivas” y aclaró que el oficialismo no busca “ir solamente” contra los criminales que sean de otras nacionalidades, sino “contra todos” los que realicen actos ilícitos.

En este sentido, Bullrich explicó que el castigo para aquel que sea argentino “será la pena que reciba” por el hecho que haya cometido, mientras que para los extranjeros “también tiene la decisión el país de generar la expulsión de esa persona por haber violado el contrato por el cual la Argentina lo aceptó”.

“Hay un pacto implícito de por qué vienen acá, que debería ser para progresar, para trabajar, para intentar tener una vida mejor o por elección”, agregó la ministra.

Además, la funcionaria consideró que el decreto que firmó el gobernador Mariano Arcioni en Chubut para impedir el ingreso a la provincia de extranjeros con antecedentes penales “está un poco en esta misma idea de que no son bienvenidos aquellos que no vienen a trabajar”.

Pistolas Taser

Por otro lado, Bullrich anunció que ya se ha “comenzando la licitación” para la adquisición de pistolas taser y adelantó que “en pocas semanas va a haber un demostración pública” sobre la utilización de este arma.

Además, contó que varios efectivos de la Policía Federal se encuentran en Río de Janeiro “estudiando y formándose en la experiencia” con este tipo de herramientas.

La ministra explicó que en Brasil “la usan hace muchísimos años y no pueden creer la discusión que hay en la Argentina”, al tiempo que defendió su implementación al señalar que “en definitiva es una pistola no letal contra una que es letal”.

Previo El PJ bonaerense rechaza el ajuste en discapacidad
Siguiente Corte y protesta de trabajadores de SIAM en el Puente Pueyrredón