El último adiós a Emiliano Sala

Sus restos eran velados en la localidad santafesina de Progreso. El futbolista murió el 21 de enero, en un accidente aéreo cuando viajaba de Nantes a Cardiff.

Los restos del futbolista argentino Emiliano Sala, quien falleció en un accidente aéreo mientras se trasladaba de Nantes (Francia) a Cardiff (Gran Bretaña), eran velados en la localidad Progreso, de Santa Fe.

Sus restos habían llegado ayer a la Argentina y luego fueron trasladados a su pueblo natal.

Sala, de 28 años, y su piloto, el británico David Ibbotson, de 59 años, volaban el 21 de enero a bordo de un monomotor Piper PA-46-310P Malibu entre Francia y Gran Bretaña cuando desaparecieron de los radares a unos 20 km de la isla británica de Guernsey, situada en el canal de la Mancha.

El atacante argentino había partido desde la localidad francesa de Nantes, en cuyo club jugaba desde hacía año y medio, para incorporarse al galés Cardiff que lo acababa de fichar por una suma estimada en 17 millones de euros, un récord para este equipo amenazado con el descenso a segunda división.

Previo Gray: “Nos gustaría que el candidato a gobernador fuese un intendente”
Siguiente Comienzan a pintar un mural para concientizar sobre autismo