El hijo de la mujer que asesinó a su pareja había sido abusado

La mujer había confesado el crimen luego de asegurar que Richard Alejandro Sánchez Escobar había abusado sexualmente de su hijo de 13 años.

Las pericias policiales realizadas al hijo de la mujer que confesó que mató a su esposo, lo enterró en el dormitorio matrimonial y construyó un contrapiso sobre el cadáver, revelaron que el joven de 13 años fue abusado sexualmente.

Gilda Rosalía Acosta Duarte, de 47 años, se presentó la semana pasada en el destacamento policial de Villa Rita, en Lomas de Zamora, y confesó el hecho tras asegurar que Richard Alejandro Sánchez Escobar había abusado sexualmente de su hijo adolescente y ejercía violencia de género sobre ella.

El joven fue sometido a pericias y declaró en cámara gesell ante el pedido de la fiscal Marcela Juan, según consignó C5N.

El abogado de Gilda, Matías Bernal, señaló que la mujer fue indagada por la fiscal Claudia Postiglioni, a quien le dio su versión de los hechos. “Habló del contexto de violencia y dio detalles de todo lo que padeció, que es bastante fuerte. Él la golpeaba, la maltrataba, no la dejaba salir. Era una relación violenta y tormentosa”, sostuvo en declaraciones televisivas.

“No intentó justificar lo que hizo, pero sí contar que la llevó a actuar de esa manera. Los abusos se dieron en reiteradas ocasiones y lo que recibió como respuesta de su pareja era una sonrisa burlona”, aseguró.

Detención

Los dos hijos mayores de Acosta Duarte fueron detenidos al ser acusados de haber colaborado en el ocultamiento del cadáver y deberán declarar ante la fiscal. Vecinos habrían visto a los hijos de 19 y 20 años ingresar bolsas de cemento al hogar. Es por este motivo que podrían ser indagados por encubrimiento o participación secundaria.

El hecho

Ocurrió en una vivienda que compartían en la calle Corbacho al 1500, en Villa Rita, y tras la confesión de la mujer, efectivos policiales allanaron el lugar y encontraron el cuerpo.

Según fuentes policiales, todo comenzó cuando la mujer se presentó en el destacamento y pidió hablar con el efectivo encargado, a quien le dijo: “Maté a mi pareja y lo puse en un ropero con cemento”.

Entregó, además, las llaves de su domicilio, tras los cual, personal de la Policía Científica y de Bomberos se trasladaron hasta el lugar para certificar los dichos de la mujer.

Los efectivos lograron ingresar a la vivienda y hallaron en el centro de la habitación de la pareja un ropero de tres puertas tumbado en el piso y tapado con una tela. Al lograr abrir el mueble, los policías hallaron el cadáver de Sánchez Escobar tapado con cemento y en un avanzado estado de descomposición.

Previo Grindetti recorrió “El Mercado en tu Barrio” junto a Tizado
Siguiente Para Bozzano, “hay gestos muy claros” para lograr la unidad