Detuvieron a un policía de Lomas por robo

Se trata de Marcos García, quien se desempeñaba en la comisaría 1ra de Lomas de Zamora. La denuncia señala que pactó un encuentro para vender un par de zapatillas y, junto a un cómplice, asaltó al comprador.

Un efectivo de la Policía de la provincia de Buenos Aires fue detenido junto a un cómplice acusado de asaltar a mano armada a otro con el que había pactado un encuentro mediante redes sociales para venderle un par de zapatillas sin saber que también era miembro de la fuerza, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

Se trata de Marcos García (32), quien desde hace 12 años es efectivo bonaerense y se desempeñaba en la seccional 1ra. de Lomas de Zamora. Fue aprehendido  en las últimas horas en el complejo habitacional Don Orione. Sus propios compañeros fueron quienes concretaron su detención y la del otro hombre como acusados de haber asaltado a otro policía el 22 de febrero último en ese mismo barrio.

De acuerdo a la pesquisa, García y el cómplice simularon por una red social la venta de unas zapatillas a otro hombre, que resultó también ser policía, aunque ellos no lo sabían. Para concretar la operación, se estableció como punto de encuentro una calle de la manzana 30 del complejo habitacional, hasta donde llegó el comprador a bordo de un auto, siguiendo las instrucciones que los otros dos le enviaban por Whatsapp.

Una vez allí, el comprador fue instruido para que continuara caminando por la calle Vitaller, donde fue sorprendido por dos hombres que lo golpearon para robarle el dinero y las pertenencias que llevaba. Uno de los delincuentes, al ver que la víctima estaba armada, le gritó a su cómplice que lo matara, aunque finalmente ambos optaron por huir en una moto con los objetos robados al policía, consigna la agencia Télam.

Tras la identificación de los dos autores del hecho, la policía realizó allanamientos en los que secuestró una pistola Bersa Thunder reglamentaria y dos cargadores y apresó a los acusados, entre ellos al policía García, quien además ser imputado penalmente quedó desafectado de la fuerza por orden de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La causa, caratulada como “robo agravado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda”, está en manos de la fiscalía 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Previo Jaguares visita a Lions en busca de un nuevo triunfo
Siguiente Ley de  Paridad de Género: fue reglamentada a dos años de su sanción