El reflejo de la crisis en las góndolas

El aumento de precios, las limitaciones en la compra de productos y los faltantes en las góndolas son moneda corriente en supermercados de la Región.

La grave crisis económica se refleja no sólo en la caída de las ventas sino también con importantes reducciones y faltantes de productos: en algunos supermercados, por ejemplo, los carteles que antes ofertaban precios más interesantes, ahora exponen con bombos y platillos la venta de una leche por persona o de una porción de budín.

En este marco, el titular de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC), Osvaldo Bassano, advirtió a Info Región que “se está viviendo una situación muy compleja” en la que conviven “faltantes de productos y también aumentos exorbitantes”. “Hay incrementos en los productos que rondan un 20 por ciento, algo muy excesivo. Lo que no se entiende es el faltante, imagino que hay algún inconveniente en la cadena de producción y los intermediarios”, explicó Bassano, quien advirtió que los alimentos envasados y lácteos tienen una concentración de mercado de entre 70 y 80 por ciento en pocas empresas.

Precisó que el principal problema es la falta de “intervención por parte del Estado” ya que “cuando las empresas se dirigen sin controles, éstas hacen lo que quieren con tal de maximizar sus beneficios, siempre en detrimento del bolsillo de la gente”. “Los supermercados están vacíos de productos y también de consumidores”, aseveró.

Además de la limitación para la compra de leche en algunas primeras marcas y la venta “a porciones” de algunos productos, también hay casos de faltantes que ya datan de varias semanas, como el caso de la carne picada. Consumidores alertan que “es imposible” conseguir este producto en hipermercados y estiman que el motivo es que es el corte más económico, al que apuestan las familias para poder seguir incluyendo la carne en la dieta familiar.

“Lo que pasa con la leche es que se le pide a las empresas que saquen el producto a 25 ó 30 pesos en los supermercados cuando en los barrios está entre 40 y 50. Ante esta situación y para no perder ganancias, venden una por persona. Es una vergüenza”, enfatizó Bassano, dando una explicación al límite para adquirir leche.

Cómo denunciar

Bassano explicó que para denunciar los casos anteriores el camino no es muy amplio. Según indicó, la única forma de accionar judicialmente es si los supermercados no ponen cartelería o no informan sobre las condiciones de venta de determinado producto.

“Si hay un cartel en el que se informa la situación, los consumidores no tienen mucho margen. Es decir, para hacer un reclamo no debería cumplirse el derecho de la información. En otro momento se podría haber aplicado una sanción por no cumplir con Precios Cuidados, pero hoy prácticamente no existe, hay una falta total de regulación del Estado”, advirtió.

Informó, asimismo, que en caso de que no se cumpla el derecho de la información, los consumidores deben hacer una denuncia en el libro de quejas, sacar copias y presentarlas en la Dirección de Defensa al Consumidor o en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC).

Previo Trabajadores de las líneas 112, 165 y 243 se movilizarán al Ministerio de Transporte
Siguiente Grindetti presentó el Plan de Seguridad 2019 e instó a "no volver atrás"