Not pass

Al cumplirse 80 años de la Guerra Civil Española, el Clapton CFC confeccionó una camiseta con los colores de la bandera de la Segunda República en contra del fascismo.

“En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.”

Firmado por el “El Generalísimo Franco” y fechado en Burgos el 1 de abril de 1939, marcó, hace hoy 80 años y un día, el fin de la Guerra Civil Española.

Siguieron persecuciones, venganzas, represalias, cárceles, fusilamientos y exilios por una parte y resistencia por otra.

Pero la memoria persiste de maneras misteriosas.

El Clapton CFC es un club especial. Este conjunto amateur de la periferia de Londres de 140 años de historia que compite en la Essex Senior Football League (novena categoría del fútbol inglés) no deja a nadie indiferente.

En 1890 se convirtió en el primer club británico en salir de las Islas y jugar en el continente (perdieron 7-0 ante la selección belga en Amberes). Y en 2014, con el equipo consumiéndose tras años de una directiva enfrentada a sus hinchas, se reestructuraron con una mayor participación de sus aficionados y conexión con una zona de la capital inglesa en la que la inmigración tiene gran peso.

Equipo cooperativo donde las decisiones son tomadas en asambleas, de ideología antifascista y famoso por sus trabajos a favor de los derechos de las minorías, decidió homenajear a la II República Española.

“Nuestra nueva camiseta está inspirada por los colores de la bandera de la República Española y adornado por las estrellas de tres puntas de las Brigadas Internacionales, que viajaron a España para contener la oleada fascista de Franco”, explica la web del club. La parte trasera del cuello grita: “No pasarán”.

Confeccionada de forma sustentable y en talleres que cumplen con todos los requerimientos laborales de la empresa italiana Rage Sport, que diseña camisetas para equipos juveniles con la misión de combatir el racismo, el fascismo y la desigualdad, agotó su primera serie de 5000 camisetas que se venden a sólo 34 euros.

Previo Lomas y Echeverría se tiñeron de azul
Siguiente “La inmensa mayoría de la UCR sigue acompañando a Cambiemos”