En Los Andes no quieren perder el foco después del triunfo clásico

Gastón Guruceaga dialogó con Info Región y manifestó su alegría por superar a Temperley, en tanto que confía en que el Milrayitas logre la permanencia.

Los Andes atraviesa un buen momento luego de una larga tormenta en lo que es la temporada del Nacional B. El triunfo 1-0 en el Clásico ante Temperley en el Eduardo Gallardón les da un nuevo envión para seguir con su lucha por la permanencia y de cara al encuentro del sábado ante Mitre en Santiago del Estero por la fecha 23.

En relación al presente del grupo y una seguidilla de seis partidos sin conocer la derrota, Gastón Guruceaga, en charla con Info Región indicó: “Venimos de dos triunfos consecutivos y la conquista en el clásico que era importante ganarlo. Nos quedan algunas finales, trabajamos para el partido en Santiago que esperemos será otro paso positivo”.

Estirar la racha

Las últimas tres victorias de la mano de Juan Carlos Kopriva en la conducción cambiaron los ánimos en el grupo del Milrayitas que se mentaliza de lleno en el tramo final del torneo en el que, esperan, los tenga consolidados en la categoría.

“Veíamos la cosa complicada pero también éramos conscientes de que contamos con un plantel bárbaro y que tenemos con las armas suficientes para salir de esta zona. De a poco se da vuelta la situación y hay que seguir por este camino”, comentó Guruceaga.

En paralelo, acentuó el triunfo sobre el Gasolero: “Era un partido importantísimo para nosotros, estamos felices y contento por haberlo ganado. Ellos tienen un gran equipo y fue complicado. Fuimos merecedores por cómo se dieron las cosas y espero que nos sirva para lo que viene”.

La vuelta

El lateral diestro de Los Andes sumó minutos en el partido con el Celeste aunque ocupó la parte derecha de una defensa de tres, en lo que fue algo atípico respecto a su función habitual en el campo. Luego de estar lesionado varios meses, ahora sueña con volver a ganar continuidad.

“Me tocó entrar en una posición que no es la habitual, el equipo lo necesitaba y por suerte salió bien, con las ganas de jugar que tenía no me importaba donde”, recalcó.

Y sentenció: “En lo personal me siento bien, volví de buena manera, estoy bien físicamente y tratando de agarrar ritmo futbolístico. En el semestre anterior las lesiones me tuvieron mal pero ahora ya estoy cómodo y sumando minutos”.

Previo En tres meses hubo 72 femicidios
Siguiente Fútbol Femenino: Las Taladritas tuvieron su tarde soñada en el Lencho