Funcionan con normalidad las líneas 245, 394 y 501

Delegados se reúnen hoy con autoridades locales para hacer su reclamo por la inseguridad que sufren durante los recorridos.

Choferes de las líneas 245, 394 y 501 de la “Empresa Monte Grande” levantaron el paro y salieron a las calles para realizar los recorridos habituales. Se reúnen con autoridades de la Municipalidad de Esteban Echeverría. La medida de fuerza había sido motivada por el ataque a un conductor.

“A todos los compañeros les informamos que mañana salimos de forma normal y habitual ya que, luego de reunirnos con el gremio, el mismo nos informa que no es factible ni prudente realizar una nueva medida de fuerza, cuando el hecho en cuestión ya sucedió y la medida de fuerza estuvo en el día de hoy”, explicaron choferes anoche. “Esta resolución es para evitar cualquier tipo de conflicto dentro del ámbito laboral, pérdidas económicas de todos los compañeros y malestar en el público usuario del servicio que otorgamos”, apuntaron.

Es por esto que hoy se reúnen con autoridades, para hacer los planteos correspondientes para exigir seguridad.

Un chofer de la línea 501 de colectivos fue golpeado, apuñalado y asaltado en Monte Grande. El ataque tuvo lugar el domingo por la noche, cuando cerca de las 20.30 unas cuatro personas –tres hombres y una mujer- abordaron el interno 48 del Ramal 2 “Santa Lucía” en un aparente estado de ebriedad cerca de la estación de tren de Monte Grande.

Al llegar a las calles Colón y Saladillo, el conductor le hizo señales de luces a uno de los patrulleros que estaban apostados en el cruce para que intervinieran. Los efectivos empezaron a discutir con la gente y comenzaron los golpes.

Los agresores apuñalaron al colectivero con una varilla a la altura del costado izquierda de su espalda, en la zona del omóplato, por lo que debió ser hospitalizado en el hospital Santamarina. Otro de los conductores que fue testigo del hecho recibió también varios golpes.

Las cuatro personas que protagonizaron el incidente fueron detenidas por la efectivos de la Comisaría N°1 de Monte Grande.

Vale recordar que varios ataques, incluso fatales, a colectiveros provocaron movilizaciones y reclamos. La respuesta de la Provincia fue anunciar la colocación de botones antipánico y cámaras de seguridad en todas las unidades que circulan por territorio bonaerense. Esto debía ser una realidad antes de que finalizara el 2018, pero al día de hoy no hay novedades al respecto.

Previo Banfield trabaja en Luis Guillón con la mente puesta en Newell's
Siguiente En marzo, la canasta básica aumentó un 5%