Paro de estatales en la Provincia

Reclaman un aumento salarial del 23 por ciento por lo perdido el año pasado y que se implemente la cláusula gatillo.

La advertencia estaba hecha pero el llamado no llegó y los trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires realizan un paro. Reclaman el llamado a discutir salarios y condiciones  laborales.

El gremio pide la reapertura de la paritaria de la Ley 10.430 que engloba a los estatales de la administración central, enfermeros, auxiliares de la salud y educación y trabajadores de niñez, entre otros.

Reclaman un aumento salarial del  23% en relación a los salarios de 2018 y que se implemente una cláusula gatillo en pos de “no perder más poder adquisitivo”. “Que los estatales estemos en condiciones de pobreza es una decisión de (la gobernadora María Eugenia) Vidal”, advirtió el referente de ATE bonaerense, Oscar de Isasi.

“Este gobierno nos mira con desprecio. Sino salimos a la calle a visibilizar nuestros reclamos no vamos a lograr recuperar el poder adquisitivo. Somos tratados como estatales de segunda, ya que si bien en la paritaria docente no alcanza para recuperar el poder adquisitivo es mejor que la paritaria que cerró con los gremios estatales amigos”, alertó el dirigente.

Vale recordar que el gobierno de Vidal propuso en la reunión con educadores un ajuste por inflación y un incremento del 15,6% para recuperar lo perdido durante el 2018. Suteba, con condiciones, AMET, la FEB y Sadop se mostraron a favor del acuerdo; sin embargo, la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba) lo rechaza.

Por otra parte, de ATE y la CTA Autónoma bonaerense participarán en la movilización del 4 de abril en defensa producción y el trabajo, confluyendo con sindicatos y centrales sindicales en una gran marcha nacional. “Defendemos la producción nacional, con trabajos dignos y preservando el medio ambiente. Esta es la clave que tenemos que transitar en el tiempo que viene”, subrayó de Isasi la semana pasada. De la jornada de lucha también participará Suteba, que para mañana.

Previo El plantel respaldó a Noto
Siguiente Alfonsín advirtió que “el problema” no es la vicepresidenta sino las políticas