Caso Alaniz: Un testigo logró identificar al acusado en la escena del crimen

Uno de los testigos reconoció la indumentaria del agresor y aseguró que era la que usaba Emanuel Sueldo tras el ataque.

Tribunales de Lomas de Zamora

Se realizó este martes la tercera audiencia del juicio por el crimen de Miguel Alaniz, quien fue apuñalado y prendido fuego en 2016 . Por primera vez, un testigo pudo dar certeza de que el imputado, Emanuel Sueldo, es la persona que aparece atacando a Alaniz en un video registrado por las cámaras de seguridad del Municipio.

Sueldo está acusado de “homicidio doblemente calificado criminis causa, por alevosía y por robo”.

“Es Emanuel, lo reconozco por la ropa, es la misma que tenía puesta ese día”, estas fueron las palabras del testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora tras ver el video que muestra al agresor de Alaniz. El hombre explicó que luego de que descubrieran la noticia sobre la muerte de Alaniz, Sueldo se acercó a él y a su amigo a ofrecerles “pañuelitos” y señaló que la ropa que se le ve al agresor en el video “es la misma que tenía cuando fue a vender los pañuelitos”.

Esta afirmación provoca un giro en el juicio ya que hasta el momento, ninguno de los testigos pudo ubicar a Sueldo en la escena del crimen.

En la audiencia también declaró un cura que conocía a Miguel Alaníz ya que se dedica asistir a personas en situación de calle. “La gente de la calle comentaba abiertamente que a Jorge (otra persona en situación de calle) lo había atacado Emanuel y que lo amenazó con matarlo ‘como al otro viejo’”, declaró.

El juicio continuará el jueves. La audiencia fue convocada a las 10 y se espera que declaren más testigos y que las partes presenten los alegatos.

El hecho

Miguel Alaniz tenía 55 años, vivía en la calle y se dedicaba a la venta de pañuelos descartables y otros objetos frente al banco Santander Río, ubicado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen 8820 de Lomas. Allí fue encontrado muerto y su cuerpo estaba carbonizado, el 11 de abril de 2017.

Pese a que en principio se barajó la posibilidad de que se tratara de un accidente ocasionado por un cigarrillo, la causa dio un giro cuando se conocieron los resultados de la autopsia. El cuerpo de la víctima presentaba heridas punzo cortantes, por lo que se descartó la hipótesis del colchón prendido fuego de manera involuntaria. Las cámaras de seguridad de la zona fueron clave para identificar al presunto asesino.

Previo Abuelas de Plaza de Mayo encontró a la nieta 129
Siguiente Este año, los huevos de Pascua valen el doble