Opiniones encontradas sobre las medidas económicas del Gobierno

Desde ADDUC las calificaron de "venta de humo" mientras que la CAME vaticina un camino de "reactivación".

Las nuevas medidas que el Gobierno nacional impulsa para intentar frenar la inflación, tras una nueva suba de 4,7 por ciento en marzo, generaron opiniones dispares. Es que mientras desde la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC) las calificaron de “venta de humo”, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) vaticinó un camino de “reactivación”.

El titular de ADDUC, Osvaldo Bassano, opinó en diálogo con Info Región que las medidas, entre ellas frenar los tarifazos de servicios y del transporte y de 60 precios de la canasta básica, “no van a cambiar nada”.

“El acuerdo de precios es un acuerdo de caballeros. Las naftas van a volver a aumentar, las medidas prepagas también,y la telefonía y la luz y el gas ya aumentaron, por lo tanto las cosas van a seguir subiendo. Esto es una venta de humo que no tiene nada en beneficio del consumidor”, señaló.

Además, lamentó que “desde hace tres años y medio que los consumidores no tienen ninguna buena noticia”. “Esto va a generar una mayor incertidumbre en la población”, aseveró.

“El Gobierno no quiere intervenir en el mercado, sino aplicaría la Ley de Abastecimiento. Está creando una nube de humo con el congelamiento de precios cuando ya en los últimos días subió todo”, insistió.

Respaldo

Por su parte, desde la CAME, su titular Gerardo Díaz Beltrán, enfatizó que “las medidas para las pymes, entre ellas un plan de facilidades de la AFIP, la eliminación de comisiones extras por depósitos en efectivo y la quita de retenciones a la exportación, permitirán una reactivación”.

“Los anuncios reflejan el trabajo conjunto entre los sectores y el Gobierno y es el inicio de un plan de reactivación, pero necesitamos más medidas de fondo para reactivar el consumo, frenar la especulación financiera y bajar el costo argentino”, aclaró el presidente de CAME.

Y completó: “Haber logrado eliminar las comisiones abusivas que cobraban los bancos por los depósitos en efectivo de las pymes es una medida que no va a modificar algunas cuestiones de fondo, pero que sí revierte lo que era un abuso absoluto por parte del sector financiero y que generaba distorsión de costos”.

Previo En su séptimo Vía Crucis como Papa, Francisco pidió por los inmigrantes
Siguiente Vidal también evalúa medidas para incentivar el consumo