La causa por el crimen de Anahí Benítez fue elevada a juicio

Estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7. Resta definir la fecha de inicio.

La causa por el asesinato de Anahí Benítez, la joven de 16 años hallada sin vida en la reserva Santa Catalina en agosto de 2017, fue elevada a juicio en las últimas horas según confirmaron desde los Tribunales de Lomas de Zamora a Info Región.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora fue el designado para juzgar a Marcelo Villalba y Marcos Bazán, los dos detenidos acusados por el crimen. La fecha de inicio del juicio no está definida.

“La pena que quiero para ellos es la más grande que puede haber”, reclamó Silvia Pérez, la mamá de Anahí, en diálogo con Info Región, tras la confirmación de la elevación a juicio.

“Mi opinión personal es que son los dos culpables y que hay más implicados”, sostuvo y advirtió que la instrucción de la causa fue “incompleta”.

Pidió, en este marco, que se investigue el celular y acceder a las “redes sociales de Anahí” para conocer las conversaciones que tuvo la joven. También reclama una “pericia nueva de ADN del cabello”.

EL CASO

Anahí Benítez salió el 29 de julio de 2017, por la tarde, de su casa en dirección al parque Eva Perón de Lomas de Zamora, pero las imágenes captadas por las cámaras de seguridad municipales y privadas determinaron que nunca llegó a destino. La señal de su teléfono celular se perdió en el Cruce de Lomas, motivo por el que la lupa se puso sobre este espacio verde.

Comenzó la búsqueda, con georradares y finalmente, el viernes 4 dieron con el cuerpo de Anahí. Estaba semienterrado y según la autopsia, no presentaba signos de abuso sexual. La joven murió por asfixia y el crimen se habría perpetrado unas 24 o 48 horas previas al hallazgo.

Durante la investigación se concretó la detención de Bazán, luego de que un perro rastreador guiara a los investigadores hasta el galpón de la casa del sospechoso donde había rastros de Anahí. La vivienda está al lado de la estación Santa Catalina del ferrocarril Roca, dentro de la reserva natural y a 300 metros de donde apareció el cuerpo de la chica.

La segunda detención se concretó a partir de un giro en la investigación, por la reactivación del celular. El aparato estaba en manos de un joven de 17 años, quien advirtió que fue su padre quien se lo había obsequiado. La Policía fue de inmediato a la vivienda de este hombre, Marcelo Villaba, quien fue apresado por “encubrimiento agravado” pero con el correr de las horas la carátula cambió a homicidio y abuso sexual. Es que los rastros de semen hallados en el cadáver de Anahí pertenecían a él.

Previo Causa cuadernos: Bonadio amplió el procesamiento de Cristina
Siguiente Para frenar la subida del dólar, el BCRA convalidó tasa por encima del 71%