Alerta sarampión: aumentaron un 300% los casos en el mundo

Así lo indica Unicef, contemplando los primeros tres meses del año. Argentina se encuentra entre los primeros países ricos con un alto índice de niños no vacunados.

En los tres primeros meses de 2019 se registraron más de 110.000 casos de sarampión en todo el mundo, casi un 300% más que en el mismo período del año pasado. El dato es alarmante y toma más fuerza cuando la escasez de vacunas en la Argentina impide cumplir con el calendario.

Unicef informó que “entre 2010 y 2017, 169 millones de niños no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, es decir, un promedio de 21,1 millones de niños al año”. “Los focos cada vez mayores de niños no vacunados han abierto una vía hacia el aumento de los brotes de sarampión que afectan en la actualidad a varios países en todo el mundo”, alertan.

Se calcula que en 2017 murieron de sarampión unas 110.000 personas, en su mayoría niños, lo que representa un aumento del 22% con respecto al año anterior. “Dos dosis de la vacuna contra el sarampión son esenciales para proteger a los niños de la enfermedad. Sin embargo, debido a la falta de acceso, los sistemas de salud deficientes, la complacencia y, en algunos casos, el temor o el escepticismo respecto de las vacunas, la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue del 85% en 2017, una cifra que se ha mantenido relativamente constante en el último decenio a pesar del crecimiento de la población. La cobertura mundial de la segunda dosis es mucho menor, un 67%”, explican.

En este marco, Unicef brinda un dato que enciende la alarma, por lo menos, a nivel local: Argentina se encuentra entre los primeros cuatro países con ingresos altos en los que los niños no recibieron la primera dosis de la vacuna (2010-2017).

En primer lugar se encuentra Estados Unidos (2.593.000), lo sigue Francia (608.000), el Reino Unido (527.000) y Argentina figura cuarto (438.000). La lista continúa con Italia (435.000), Japón (374.000), Canadá (287.000), Alemania (168.000), Australia (138.000) y Chile (136.000).

“En los países de bajos y medianos ingresos, la situación es grave. En 2017, por ejemplo, en Nigeria se registró el mayor número de niños menores de un año que no recibieron la primera dosis, con casi 4 millones. Le siguieron India (2,9 millones), Pakistán e Indonesia (1,2 millones cada uno) y Etiopía (1,1 millones)”, detalla el informe.

La vacuna contra el sarampión fue una de las que faltó el año pasado y que encendió el alerta por la aparición de dos casos autóctonos de sarampión, según informó el Ministerio de Salud de la Nación. Hoy, en tanto, las que faltan son las que combaten el meningococo y la varicela.

Previo Frigerio aseguró que el Gobierno trabaja para dar "mayor certidumbre"
Siguiente Docentes bonaerenses adherirán al paro del martes