90 veces Audrey


Hoy cumpliría 90 años, la imprescindible Audrey Hepburn.  Nacida Audrey Kathleen Ruston en Bélgica, fue la única hija de un comerciante inglés con una aristócrata holandesa de uno de cuyos antepasados escoceses descendería, también, la actriz estadounidense Katharine Hepburn.

Educada en una academia femenina en Inglaterra, sus padres integraron la Unión Británica de Fascistas hasta que se divorciaron y él abandonó a la familia. Años más tarde, ella lo encontró en Dublin y lo apoyó hasta su muerte.

Instalada en Holanda, estudió piano y ballet, mientras era obligada a hablar neerlandés para no revelar su origen inglés. Audrey hablaba perfectamente inglés, francés, holandés e italiano, un poco de alemán y español. La mala alimentación durante la guerra hizo que deba elegir un nuevo oficio: actriz.

Sin embargo, bailaba secretamente para ganar dinero que donaba a la resistencia holandesa. De la guerra dijo: “Recuerdo estar en la estación de tren viendo como se llevaban a los judíos, y recuerdo en particular a un niño con sus padres, muy pálido, muy rubio, usando un abrigo que le quedaba muy grande, entrando en el tren. Yo era una niña observando a un niño.”

“Vimos fusilamientos. Vimos a hombres jóvenes ponerse contra la pared y ser tiroteados. Cerraban la calle y después la volvían a abrir y podías pasar por ese mismo lugar. Tengo marcado un lugar en el diario, en el cual Ana (Frank) dice que han fusilado a cinco rehenes. Ése fue el día en que fusilaron a mi tío.”

Instalada en Londres y con dificultades para seguir estudiando danza comenzó a actuar. Su primer gran papel fue protagonizar el musical Gigi, pero la fama llegó junto a Gregory Peck, en Vacaciones en Roma un papel en el que Billy Wilder la seleccionó a ella en detrimento de Elizabeth Taylor. Tras el rodaje, el ya consagrado Peck exigió que ambos nombres ocuparan un lugar destacado en las marquesinas.

Tras Vacaciones… llegarían Dos en la carretera, Cómo robar un millón, Una cara con ángel, My Fair Lady, la Holly Golightly de Desayuno en Tiffany’s, Sabrina, Guerra y Paz, Ondine… pero ella siempre destacó su rol como la hermana Lucas en Historia de una monja basado en la vida real de una monja belga durante la guerra.

Audrey integra el puñado de artistas que lograron un Oscar, un Emmy, un Grammy y un Tony. Y fue la primera actriz en ganar un Oscar, un Globo de Oro y un premio BAFTA por una sola actuación: Vacaciones en Roma.

Entre sus compañeros de reparto figuraron: Mel Ferrer, Humphrey Bogart, Fred Astaire, Maurice Chevalier, Gary Cooper, William Holden, George Peppard, Cary Grant, Rex Harrison, Peter O’Toole y Sean Connery. “Todo lo que pido por Navidad es otra película junto a Audrey Hepburn”, decía Cary Grant.

Escena de Desayuno en Tiffany’s de Blake Edwards, junto a George Peppard y basada en una novela de Truman Capote

Junto a Shirley MacLaine protagonizó La Calumnia, dirigida por Billy Wyler, una película que contaba la historia de dos lesbianas. Destrozada por las censuras, pasó inadvertida.

Tras protagonizar Robin y Marian con Sean Connery, su último papel lo interpretó en 1988, en Always, de Steven Spielberg, donde daba vida a un ángel, poco antes de ser nombrada embajadora especial de Unicef.

Desde entonces y hasta su muerte en 1993, Hepburn colaboró activamente con Unicef un trabajo en el que ya venía dedicando cada vez más tiempo desde el 55. Nombrada embajadora de buena voluntad recorrió guerras y hambrunas para despertar el interés de los indiferentes. En 1992, tres meses antes de su muerte y desahuciada, hizo su último viaje a Somalia.

Falleció en su casa de Suiza a los 63. “Dios estará contento de tener un ángel como Audrey con Él”, dijo Liz Taylor.

Alguien de cuya mirada me gusta ver posteó hoy en una red social “Aseguran que Audrey Hepburn dijo alguna vez: ‘Las mujeres felices son las más bonitas.’ En vida no hizo otra cosa que demostrarlo.” Brindemos por Audrey. 

Previo Macri habló con Lavagna, Pichetto y Urtubey para avanzar con el acuerdo
Siguiente Ferrari participó de una entrega de escrituras en Lanús