En el Vaticano, obispos pidieron por los que “padecen la falta de pan, trabajo y seguridad”

Finalizaron la visita Ad Lamina Apostolorum los representantes de las Regiones NEA, Litoral y Platense. Religiosos brindaron al Papa precisiones sobre la realidad argentina.

Obispos de las Regiones NEA, Litoral y Platense comenzaron este sábado la última jornada de la visita Ad Lamina Apostolorum al Vaticano y pidieron rezar por los que sufren hambre y desempleo.

El primero de los tres grupos de obispos argentinos que realizan la visita “ad limina” al Vaticano pidieron por los que no tienen “pan, trabajo y seguridad”.

En el último día de trabajo de la visita que realizaron 31 pastores de las regiones litoral, noreste y platense, el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, celebró la misa de cierre de la semana de trabajo en la Basílica de Santa María la Mayor, en la que encomendó a la Virgen del Valle “a todo el pueblo de nuestra querida Patria”. “Para que con la sabiduría de los que la gobiernan acertemos con los caminos que nos conduzcan a una convivencia más fraterna, más justa y más atenta a muchas personas y familias que padecen la falta de pan, de trabajo y de seguridad”, pidió Stanovnik en su homilía.

Mañana comienza la visita Ad Lamina Apostolorum de los obispos de la Región Buenos Aires; entre los que se encuentran el obispo diocesano de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, y su adjunto, Jorge Torres Carbonell.

En su mensaje por el 1 de mayo, Día del Trabajador, Lugones calificó como una “calamidad” la falta  de trabajo en el país. “Estamos un poco perplejos, sufridos, justamente por la falta de trabajo”, advirtió en su mensaje, y reclamó la presencia del Estado. Retomó dichos de Francisco y advirtió que si el Estado no está para ayudar a los más vulnerables, “se convertiría en botín de negocios y especulación y de la tiranía del libre mercado”.

Previo En el último minuto, San Albano igualó ante SITAS
Siguiente Pucará se quedó con las manos vacías en el final