Discusión y muerte en Almirante Brown

Un hombre de 44 años fue asesinado el sábado en Glew y por el hecho detuvieron a una persona de 66 años, quien había ingresado con una herida de bala en un hospital de Guernica.

Un motociclista de 44 años fue asesinado de dos tiros en Almirante Brown y por el crimen detuvieron a un sospechoso baleado con quien la víctima había discutido previamente por problemas de vieja data.

El hecho ocurrió el sábado, en la calle Gerchunoff, entre Castillo y Tapin, de Glew. La Policía, tras recibir un llamado al 911, halló el cadáver de Christian Igarzábal (44).

Fuentes policiales informaron a Télam que este hombre presentaba dos heridas de bala en cráneo y tórax y que su cuerpo yacía junto a su moto marca Suzuki y de color negra, por lo que los pesquisas descartaron el móvil del robo y comenzaron a investigar al entorno de la víctima, que residía en Glew, a unas 18 cuadras de dónde lo mataron.

Mientras realizaban las tareas investigativas, los efectivos fueron alertados del ingreso al Hospital de Guernica de un hombre de 66 años que presentaba un balazo en la ingle izquierda con orificio de salida en el glúteo del mismo lado, dijeron los informantes.

Según las fuentes, este sospechoso también tenía domicilio a pocos metros de la escena del crimen y conocía a Igarzábal, por lo que en base a los elementos reunidos el fiscal César Lucero, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lomas de Zamora, se dispuso su aprehensión.

El fiscal también dispuso sendos allanamientos a los domicilios del fallecido y del sospechoso, donde se secuestró un arma en cada sitio.

En el primero de los procedimientos los efectivos se incautaron de un revólver calibre 32 largo con dos vainas servidas; mientras que en la vivienda del apresado se halló un .38 largo con seis cartuchos intactos, detallaron los voceros.

Las fuentes señalaron que también se allanó la casa de la esposa del sospechoso, cercana a la del hombre, donde los policías secuestraron un Fiat Uno color gris que presentaba un impacto de bala en la luneta trasera y manchas hemáticas en su interior.

Los investigadores policiales creen que se produjo una discusión entre los dos hombres involucrados por problemas de vieja data y en la que Igarzábal primero baleó al sospechoso y su auto, tras lo cual, regresó a su domicilio donde dejó el arma utilizada.

Siempre en base a la principal hipótesis que manejan los pesquisas, el ahora aprehendido, luego de resultar herido, salió a perseguir a su agresor a bordo de su auto y cuando lo localizó en la calle y en su moto aparentemente lo mató, añadieron los voceros.

Previo Un avión se prendió fuego en Rusia: 41 muertos
Siguiente Gremios bonaerenses y el Ejecutivo, un conflicto que sigue vigente