Gremios bonaerenses y el Ejecutivo, un conflicto que sigue vigente

Si bien un sector de los docentes acordaron, sigue abierta la negociación con judiciales pero aún no convocaron a médicos ni trabajadores estatales.

La relación de María Eugenia Vidal y los gremios bonaerenses estuvo marcada por el conflicto. Durante los primeros años de la gobernadora al frente del Ejecutivo, los principales cruces se dieron en torno a las negociaciones paritarias y la falta de acuerdos desencadenó en paros y movilizaciones.

En año electoral, a diferencia de los tres anteriores, los primeros que lograron llegar a un acuerdo son la mayoría de los gremios docentes. El Ejecutivo bonaerense ofreció la tan reclamada actualización de los salarios con la cláusula gatillo y casi todos los gremios del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) aceptaron la oferta a mediados de abril, a diferencia del año pasado, cuando terminó el 2018 sin acuerdo.

Además, la oferta incluye una recomposición salarial del 15,6 por ciento al básico en dos cuotas, en concepto de la pérdida del poder adquisitivo sufrida por los docentes durante el año pasado.

El único gremio del FUDB que no aceptó la oferta es Udocba. Su titular, Miguel Ángel Díaz, sostuvo que Provincia “está estafando a los docentes” porque la recomposición se aplica sobre el sueldo de 2017. “Vamos a seguir peleando para que el gobierno nos ofrezca la recomposición con respecto al salario de 2018. Desgraciadamente fuimos la única organización que no aceptó esta oferta. Estamos muy disconformes con el Ejecutivo de María Eugenia Vidal”, evaluó el dirigente en diálogo con Info Región.

Judiciales

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) realizará este martes un paro y movilización a La Plata en “respuesta a la actitud del gobierno provincial de no realizar una nueva propuesta salarial” durante la fallida reunión paritaria llevada a cabo esta semana.

Desde la AJB señalaron que durante el encuentro del pasado lunes, la Provincia no concretó una nueva oferta en la paritaria del sector, por lo cual se pasó a un cuarto intermedio hasta el 8 de mayo. Explicaron que los funcionarios del Ejecutivo encabezado por la gobernadora María Eugenia Vidal informaron que continúa vigente la propuesta que fuera rechazada en diciembre, que no incluye cláusula gatillo para 2019 ni propone recuperación alguna del salario perdido en 2018.

“Para el Gobierno tenemos que aceptar lo que nos ofrecen y sin discutir. Se enmarca dentro de una posición muy clara de la gobernadora Vidal que es un profundo desprecio a la organización de los trabajadores”, expresó en diálogo con este medio el secretario general adjunto, Jorge Sotelo.

ATE

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) atraviesa una situación similar a Udocba. El resto de los estatales acordaron con el Ejecutivo, pero ellos no aceptaron. También pararán y se movilizarán el martes, para exigir la reapertura de paritaria de la Ley 10.430, y un aumento salarial “que permita recuperar el poder adquisitivo perdido, el pase a planta permanente de los precarizados y la reincorporación y el cese de los despidos”.

El cierre paritario acordado con los gremios amigos del poder nos condenó a salarios miserables, ya que por ejemplo recién en diciembre de este año habrá trabajadores que llegarán a cobrar 19.800 pesos cuando la línea de pobreza está por encima de los 27 mil pesos”, cuestionó el titular del gremio, Oscar de Isasi.

“Exigimos que el aumento salarial no sea menor al 23% por encima del 20% ya otorgado y que haya una cláusula gatillo que no nos haga perder más poder adquisitivo por si se dispara la inflación. Que los estatales estemos en condiciones de pobreza es una decisión de Vidal”, añadió.

Médicos

Por último, los profesionales de la salud nucleados en CICOP todavía no fueron convocados a negociar este año y consideran que es “inadmisible” que el gobierno bonaerense que encabeza María Eugenia Vidal no los haya convocado todavía a negociar el aumento salarial.

“Es inadmisible que el resto de los sectores tengamos que estar a la espera de que el Gobierno defina el acuerdo con otro gremio”, analizó el vicepresidente de CICOP, Fernando Corsiglia, en diálogo con este medio.

Asimismo, remarcó que la problemática de los profesionales de la salud no es solo salarial, sino que tiene “una extensa lista de reclamos” como, por ejemplo, infraestructura, pases a planta y condiciones laborales. “Varios de los puntos pendientes fueron incluidos en el acuerdo anterior pero no tuvimos avances”, concluyó Corsiglia.

Previo Discusión y muerte en Almirante Brown
Siguiente Murieron dos operarios en una planta de tratamiento de gas