Fracasó la nueva reunión de la paritaria de judiciales

Desde la AJB criticaron “la falta de voluntad del gobierno de María Eugenia Vidal para llegar a un acuerdo”.

Este miércoles se realizó una nueva reunión de la paritaria de judiciales que finalizó sin acuerdo ya que, según indicaron desde la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), desde el gobierno de María Eugenia Vidal no realizó otra oferta salarial y solo propusieron un adelanto a cuenta del futuro acuerdo del 7,5 por ciento sobre los salarios básicos.

“Asistimos a una nueva demostración de la falta de voluntad del gobierno de María Eugenia Vidal de llegar a un acuerdo paritario que permita recuperar el poder adquisitivo del salario perdido en 2018 y garantizar que los salarios no se ubiquen por debajo de la inflación durante 2019”, cuestionaron desde la AJB a través de un comunicado difundido luego de la reunión.

Precisaron que en el encuentro “los funcionarios del Ejecutivo manifestaron que no estaban en condiciones de mejorar la oferta salarial, proponiendo un adelanto a cuenta del futuro acuerdo del 7,5 por ciento sobre los salarios básicos vigentes a diciembre de 2018, retroactivo al 1 de marzo”.

“El pago a cuenta fue rechazado en la mesa de negociación porque el Ejecutivo pretende con estos ofrecimientos demorar la posibilidad de llegar a un acuerdo de fondo en la paritaria salarial. Además, es totalmente insuficiente para recomponer la pérdida salarial producida en los primeros cuatro meses del año, en los que la inflación acumulada ya supera el 16%”, indicó Pablo Abramovich, secretario general de la AJB.

Asambleas

El gremio judicial reiteró la exigencia de una propuesta salarial que incluya cláusula gatillo para 2019 y la recuperación del salario perdido en 2018.

Ante la falta de avances en la negociación salarial, la AJB realizará asambleas este jueves en los diecinueve departamentos judiciales, a fin de definir colectivamente las medidas de acción a seguir.

Previo ATE realizará un paro nacional el 15 de mayo
Siguiente Para Litza, la convocatoria del Gobierno es “un gesto de desesperación”