Un hombre solo


El hombre que se niega a realizar el saludo nazi fue August Landmesser. La foto es de una manifestación en 1936. Desde uno año antes intentaba contraer matrimonio con Irma Eckler, una mujer judía.

En 1937 intentó huir a Dinamarca con su familia. Detenido, fue acusado de “deshonrar a la raza” y de “infamia racial”.

Arrestado otra vez en 1938 estuvo casi tres años en un campo de concentración al igual que Irma quien estaba embarazada y quien allí dio a luz a Irene, la segunda hija de la pareja, tras lo que fue trasladada a un campo de exterminio donde fue asesinada.

Landmesser fue enviado al frente en 1944. Meses después fue declarado desaparecido en acción.

Me gustaría creer que volvió a buscar a sus hijos, que vivió con ellos y que cada tanto visita algún lugar donde deja una flor, una lágrima y un recuerdo para Irma.

Me gustaría creer.

Previo El Retorno de Mazzilli y la confirmación de Ferreiro en la lista de los Leones
Siguiente El estado de salud de Héctor Olivares es "delicado"