Lomas de Zamora: Encuentro para visibilizar la violencia institucional

La asociación civil Martín Aranda y la Campaña Nacional Contra la violencia Institucional realizarán mañana una jornada para dar testimonio de una problemática que creció en los últimos años.

Camino Negro y Colombres de Lomas de Zamora. En la plazoleta ubicada en esa intersección se realizará mañana un encuentro bajo el lema “Basta de violencia institucional”, organizado por la Asociación Civil Martín Aranda y la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional.

El encuentro tiene por objetivo “dar testimonio de todos los actos de violencia institucional que hay”.

Alicia Ramírez es la madre de Martín Aranda, quien fue asesinado a balazos por un ex militar en 2009, y advirtió que “es una lucha día a día” e insistió en que el objetivo de la jornada es “buscar un cambio y que se haga más visible lo que es violencia institucional” porque “desgraciadamente son cada vez más las muertes que hay por violencia institucional”.

Según las cifras relevadas por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) en “cada 21 horas el Estado asesinó a una persona” durante 2018. El informe también destacó que en lo que va del Gobierno de Mauricio Macri se calcula un total de 1303 víctimas de la violencia institucional, cifra que representa un 20 por ciento de los casos y que se considera el porcentaje más alto desde 1983, cuando se realizó el primer relevamiento.

El acto se realizará en la plazoleta ubicada en la intersección de Colombres y Camino Negro partir de las 15.30.

Caso Martín Aranda

Tenía 19 años cuando el 31 de enero de 2009, en la calle Sixto Fernández al 2300 en Lomas de Zamora, charlaba con una docena de personas a las cuales estaba invitando a festejar su cumpleaños. En el lugar aparecieron en dos hombres en moto y el que iba de acompañante efectuó una ráfaga de entre 13 y 15 disparos hacia el grupo.

Aranda fue baleado en el brazo y en la espalda, y murió antes de poder recibir asistencia médica. Por el caso fue condenado a 22 años de prisión un ex militar y su presunto cómplice fue absuelto por falta de pruebas. La madre de Martín aún lucha por la sentencia que falta, pero además teme que al detenido “le brinden el beneficio de la prisión domiciliaria por su discapacidad”.

Previo Bozzano: "La sociedad está pidiendo la unidad del campo popular"
Siguiente Choferes de Expreso Lomas reclamaron soluciones en Trabajo