Continúa el juicio por el crimen de Agustín Hernández

Tres son los imputados por el homicidio del joven. "Si son ellos, quiero que paguen", advirtió la madre del joven.

El juicio por el asesinato de Agustín Hernández, ocurrido en diciembre de 2016, continuará este jueves con más testimonios en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora. Jean Palomar, Ezequiel Duarte y Andrés Avellino Espínola están acusados de “homicidio en ocasión de robo”.

En la primera y segunda audiencia declararon alrededor de 20 testigos, entre ellos un guardia de seguridad que fue testigo ocular la noche en la que ocurrió el crimen, los amigos de la víctima que se encontraban en el lugar del hecho y los policías que intervinieron en la investigación.

Cristina Lezica, madre de la víctima, aseguró que los amigos de Agustín “están re seguros que fueron ellos (los acusados)” los que lo atacaron ese 23 de diciembre sobre el puente peatonal de Temperley.

La mujer también hizo hincapié en que los policías que hicieron la investigación “reconocieron a dos de los imputados” en el video captado por las cámaras de seguridad del Municipio. “El jefe de calle declaró que los tenía identificados porque ellos vivían debajo del puente y el los veía casi todos los días rondando, por eso al ver el video se dio cuenta que eran ellos”, contó a este medio la madre de la víctima.

Por otra parte, Lezica relató que hasta ahora los testigos apuntan contra dos de los imputados (Palomar y Espínola) pero existen “dudas” respecto Duarte, ya que no pueden situarlo en la escena del crimen. “Yo quiero saber si fueron realmente ellos y si son ellos, quiero que paguen. No quiero ni que este encerrado quien no fue, ni que este libre el culpable”, remarcó la mamá de Agustín.

En la audiencia del jueves se espera que declaren los últimos testigos para que luego se desarrolle la instancia de alegatos.

EL HECHO

Agustín Hernández tenía 20 años cuando encontró la muerte. El 23 de diciembre de 2016 fue sorprendido por un grupo de personas en el puente peatonal de la estación de trenes de Temperley, que quisieron robarlo.

En el ataque, el joven recibió un golpe en la cabeza y cayó por los escalones del puente. Agonizó durante dos días y murió. Los vecinos dieron vida, por este trágico hecho, a una lucha por el puente de Temperley y en reclamo de seguridad.

Previo Stanley recorrió Echeverría junto a Van Tooren
Siguiente La caída de la industria no se detiene y completó un año en baja