Jaguares cerró con un triunfo una etapa histórica

La franquicia argentina superó como local 52-10 Sunwolves de Japón, en lo que fue el cierre de la fase regular del Súper Rugby.

Foto: Prensa Jaguares.

Jaguares no quiere despertarse de un momento soñando, ya que el triunfo 52-10 de este viernes sobre Sunwolves de Japón no hizo más que confirmar que la franquicia argentina está haciedo bien los deberes en el Súper Rugby.

En el cierre de la etapa regular el conjunto que dirige Gonzalo Quesada cosechó una cifra histórica de 11 victorias y 5 derrotas, en esta ocasión se midieron ante el último de la tabla y con la clasificación a los playoffs asegurada, como líderes de la conferencia sudafricana.

El partido

A raíz de varias modificaciones en la formación habitual el equipo no encontró la fluidez en el juego desde el comienzo. El desarrollo fue parejo sobre los primeros minutos, aunque Santiago Carreras logró romper esa paridad antes de los 20 cuando apoyó en el ingoal rival.

Pese al golpe del arranque la visita no se quedó atrás ya que a los 26, gracias a una buena acción individual y un sombrero marcado por una virtud técnica, van den Heever marcó el primer try para los japoneses y puso las cosas 7-5.

En la continuidad de la primera parte, Cancelliere y Federico Anselmi sumaron para los argentinos, el primero anotó bajo los tres palos y su compañero decretó un try penal, al tiempo que Masirewa había anotado el segundo try de Sunwolves, en lo que fue un parcial al descanso de 21-10.

En el complemento las cosas fueron mucho más sencillas. La inferioridad numérica del rival le facilitó las cosas a los argentinos que a poco de reiniciada las acciones se pusieron 26-10 gracias a la participación de Montoya. Más adelante Petti hzo lo propio y la conversión de Domingo Miotti estiró la ventaja.

Finalmente el buen funcionamiento de Jaguares llevó a que Moroni, Ortega Desio y Cancelliere llegaran con éxito al ingoal rival por lo que sumado a dos conversiones de Miotti, el marcador quedó definitivamente a favor 52-10.

Declaraciones

Quesada mostró su conformidad al finalizar el encuentro y analizó con el sitio oficial lo que fue un triunfo que confirma el gran momento que atraviesa su equipo que, pese a los nombres, no para de cosechar victorias.
“Siempre uno como entrenador es muy exigente, siempre va en búsqueda del partido ideal, del partido perfecto. Creo que también tenemos que ser conscientes de los niveles que se está jugando”, valoró.

Por otra parte, lejos de relajarse, divisó una semana dura de trabajo pensando en el desafío del viernes: “Como cada lunes desde que arrancamos este proyecto, siempre comenzamos de cero. Más allá de los resultados de mañana, cualquiera de los equipos que nos toque jugar el viernes va a ser un rival durísimo”.

Previo El Gobierno desestimó a Ramos Padilla para un juzgado electoral clave
Siguiente De Brown a Temperley: Vega es el segundo refuerzo del Celeste