La Región celebró el Corpus Christi

Miles de fieles participaron de la emotiva ceremonia en Lomas de Zamora. Tras la misa, hubo una procesión a la Catedral Nuestra Señora de la Paz.

La fiesta de reconocimiento de la presencia real del Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad del Señor en la Eucaristía comenzó con la misa, a las 15, en el estadio polideportivo del Parque Eva Perón.

La misa, de la cual participaron alrededor de 5 mil personas, fue presidida por monseñor Jorge Lugones y al finalizar, todos se dirigieron a la calle para realizar la tradicional procesión hasta la Catedral Nuestra Señora de la Paz.

“Jesús nos invita a dejar el individualismo de lado para aportar al bien común, nos entra nuevamente el amor, un amor que nuestro padre Dios quiso regalarnos. Adorar la eucaristía nos anima y nos inspira el deseo de ser artesanos del encuentro y constructores de la paz”, reflexionó Lugones.

“La eucaristía cotidiana engendra un espacio sagrado que permite a hombres de toda raza y cultura, el misterio de un encuentro temporal y eterno a la vez, nos permite caer en la cuenta de que no hacemos solos este viaje de vida, caminamos en comunidad”, insistió Lugones, quien también agradeció la participación y el compromiso de los jóvenes y les rogó: “Jóvenes necesitamos corazones generosos”.

Al grito de “que la Iglesia cante alegre, celebrando la eucaristía”, la procesión con el Santísimo Sacramento se vivió con un aire festivo acompañado por canciones de la alabanza a Dios. Alrededor de cinco mil personas recorrieron las calles impartiendo la Fe y celebrando a Dios.

Con la finalización de la misa, los fieles tomaron las calles para realizar la tradicional procesión y dar muestra de su Fe. A partir de las 17, una nutrida columna, que ocupó más de cinco cuadras, recorrió el trayecto que va desde el Parque Eva Perón hasta la Catedral Nuestra Señora de la Paz.

La procesión finalizó al llegar a la Catedral donde todos los fieles se concentraron en la puerta para ingresar el Santísimo Sacramento a la iglesia. La ceremonia se dio por concluida al sonar las campanas de la Catedral.

Diócesis Avellaneda – Lanús

Este sábado la Diócesis de Avellaneda – Lanús también celebró la fiesta del “Corpus Christi”. El encuentro comenzó con la misa presidida por el obispo, Monseñor Rubén Oscar Frassia, y continuó con la procesión de los fieles por las calles del barrio.

El recorrido contó con la presencia de los Granaderos de San Martín que acompañaron para escoltar la Sagrada Hostia. La procesión finalizó en la Plaza Marcelino Ugarte donde el Obispo impartió la bendición con el Santísimo, para indicar la presencia real de Jesucristo.


Previo Cierre de listas: los nombres en Avellaneda
Siguiente Regazzoni repite como candidato a intendente