Se cumplen 17 años de la masacre de Avellaneda

El 26 de junio de 2002, dos policías ejecutaron a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en la estación que desde hace ya seis años lleva su nombre. No se pudo realizar una marcha de antorchas en la vigilia.

El 25 de junio se realiza la tradicional vigilia sobre el Puente Pueyrredón para comenzar el 26, el aniversario de la masacre de Avellaneda, recordando a los militantes Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. En los últimos años, la presencia policial para esta fecha se fortalece y ayer impidieron a familiares y organizaciones subir al puente a modo de “cierre” de la vigilia cultural realizada en inmediaciones.

“La policía de (Mauricio) Macri y (Patricia) Bullrich no deja subir al puente Pueyrredón a quienes estuvimos de vigilia en la estación Dario y Maxi, exigiendo cárcel a los responsables políticos de la masacre de Avellaneda y reivindicando la sangre de nuestros caídos”, señalaron desde el Frente Popular Darío Santillán. “Con una valla móvil y la militarización de la base del puente la policía impide a familiares de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, compañerxs, y organizaciones subir al puente Pueyrredón para cerrar la vigilia cultural realizada en la Estación Darío y Maxi”, apuntaron a la medianoche.

El objetivo, según explican, era realizar una marcha de antorchas para cerrar la jornada cultural que realizaron ayer para recordar a las víctimas de la masacre de Avellaneda. El vallado también se registra en inmediaciones de la estación ferroviaria.

A 17 años de la masacre

El 26 de junio de 2002, Darío Santillán y Maximiliano Kosteki fueron perseguidos por efectivos policiales hasta la entonces estación Avellaneda del Ferrocarril Roca, donde los ejecutaron a tiros por la espalda. Por esos asesinatos resultaron condenados en 2005 el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta, quienes efectuaron los disparos.

“Él también podría haber salido corriendo como hicieron los amigos, porque era una situación límite y uno preserva la vida, pero llegó hasta la última instancia en lo que creía que era no dejar a un compañero herido, caído. Él se quedó. Levantó la mano diciendo ‘paren que el pibe se está muriendo’”, recordaba el padre de Darío, Alberto. En noviembre de 2013 y como fruto de una intensa lucha colectiva, el Congreso de la Nación aprobó el cambio de nombre de la ex estación Avellaneda por el de “Darío Santillán y Maximiliano Kosteki”. 

Previo Macri sostuvo que Indonesia es un “socio comercial clave” para la Argentina
Siguiente Ahora 12: Se puede comprar en cuotas toda la semana