Avellaneda: Cayó banda de boqueteros integrada por una policía Federal

Están acusados de robar una caja de seguridad con medio millón de pesos de una financiera en San Isidro.

Detuvieron a una banda de boqueteros integrada por una mujer integrante de la Policía Federal y dos hombres acusados de robar una caja de seguridad con medio millón de pesos de una financiera en San Isidro. 

Se trata de Esteban Javier Araujo González, Sergio Fabián Estrada Mansilla y Liz Ángela Márquez Menguez.

El robo tuvo lugar en la madrugada del lunes 17 en un local de la financiera Valores Norte que además comparte un RapiPago, en el pasaje Aldo Garrido 391, San Isidro.

Sin embargo, el hecho comenzó el día anterior, cuando dos hombres ingresaron al local de ropa femenina de al lado tras romper los candados.  “Desde allí trabajaron con total tranquilidad, ya que ese negocio estaba cerrado y no tiene alarma ni cámaras de seguridad. Hicieron el boquete y entraron a la financiera a las 2.40 de la madrugada del feriado”, comentaron allegados a la investigación, consigna Télam. 

Una vez que ingresaron, los delincuentes fueron al sector de RapiPago donde encontraron la caja de seguridad con 490 mil pesos en efectivo, según precisaron las fuentes. Luego se subieron a un auto estacionado en la cuadra y se llevaron el dinero, mientras eran filmados por una cámara de seguridad. 

Luego de la investigación, a cargo del fiscal de San Isidro, Patricio Ferrari, y los detectives de la comisaría 1 y la Jefatura Departamental Conurbano Norte, los pesquisas lograron identificar al auto Fiat Grand Siena y su patente usado por la banda. 

La policía de San Isidro interceptó el auto en la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda, y detuvo al conductor identificado como Araujo González, de 28, de nacionalidad uruguaya. 

Tras secuestrarle el celular, los investigadores dieron con llamadas y mensajes que lo involucraban directamente con el hecho. El fiscal Ferrari dispuso de dos nuevas detenciones: la de Estrada Mansilla, de 41, y a Márquez Menguez, de 32. Esta última es suboficial de la División Reclutamiento de la PFA. 

Voceros policiales informaron que se secuestraron los handies que usaron en esa madrugada. Los tres acusados serán indagados en las próximas horas en los tribunales de San Isidro por el fiscal Ferrari, quien les imputa a los hombres el delito de “robo agravado por efracción y por haber sido cometido en poblado y en banda”, y en el caso de la mujer, “encubrimiento agravado”.

Previo Alberto Fernández aseguró que se revisarán los acuerdos firmados por el macrismo
Siguiente San Albano sufrió una dura derrota