Declaran inconstitucional que un municipio ordene relocalizar antenas de telefonía celular

La Corte Suprema lo determinó en un fallo por mayoría al resolver sobre una ordenanza dictada por el Municipio de General Güemes, en la provincia de Salta.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación afirmó que es inconstitucional que un municipio disponga el traslado de antenas de telefonía celular al resolver sobre una ordenanza dictada por el Municipio de General Güemes, en la provincia de Salta.

Con los votos concurrentes de los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti, la Corte decidió que, al disponer la relocalización de antenas de telefonía celular, el municipio se entrometió en aspectos vinculados al funcionamiento y organización de un servicio interjurisdiccional que conforme la Constitución Nacional son de competencia federal. 

En disidencia, los jueces Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti reconocieron la competencia constitucional de los municipios para regular cuestiones referidas al planeamiento urbano, en la medida en que no fue probado en la causa un obstáculo real y efectivo a la prestación del servicio de telecomunicaciones. 

La causa

El fallo de la Corte resuelve una demanda iniciada por Telefónica Móviles Argentina S.A. y Telefónica de Argentina S.A. con el objeto de que se declare la inconstitucionalidad de la ordenanza 299/2010 de la Municipalidad de General Güemes que disponía, entre otras medidas, la relocalización de las antenas de telefonía celular ya instaladas fuera del ejido urbano. 

En concreto, la norma cuestionada ordenaba la erradicación en un plazo de 60 días de estructuras y antenas de la zona urbana, cuyo emplazamiento incumpla la distancia mínima de 500 metros respecto de esa zona o que se encuentren en las proximidades de lugares donde se desarrollen actividades educativas, deportivas, sociales o de cualquier tipo que signifique la posibilidad de exposición continua de personas a las emisiones de dichas antenas. 

Para fundar su reclamo, argumentaron que, al regular tales aspectos, la municipalidad se entrometió indebidamente en la regulación del servicio de telecomunicaciones que, según surge del artículo 75, inciso 13 de la Constitución Nacional, corresponde a la órbita de competencia exclusiva del Estado Federal.   

La Municipalidad, por su parte, defendió la validez de la ordenanza invocando su poder de policía local en materia de salubridad. También alegó a tales efectos razones arquitectónicas, infraestructurales, tecnológicas, paisajísticas, patrimoniales, morfológicas, urbanísticas y ambientales.

La Cámara Federal de Apelaciones de Salta confirmó la sentencia de primera instancia que rechazó la demanda. Esta decisión fue recurrida por las empresas telefónicas ante la Corte Suprema que, con los votos de los jueces Rosenkrantz, Highton de Nolasco y Lorenzetti, declaró la inconstitucionalidad solicitada.

Previo Lipton es el titular “interino” del FMI
Siguiente Salvetti: "Hay que estar dentro del Consejo para ver cómo se puede mejorar"