Paritaria de judiciales: se demora la resolución

Es que la Corte Suprema hizo lugar al recurso extraordinario y ordenó que los autos vuelvan a la Suprema Corte bonaerense para que se dicte un nuevo fallo.

En 2018, la Suprema Corte ordenó que los ingresos de los trabajadores del Poder Judicial se adecuen a la inflación del “índice de precios al consumidor del INDEC”. La Fiscalía de Estado presentó un recurso extraordinario y la Corte Suprema le hizo lugar y ordenó que vuelva al tribunal de origen: la Suprema Corte.

“La Corte Suprema de la Nación le da más tiempo a Vidal”, advierte la Asociación Judicial Bonaerense (AJB). “Continúa la seguidilla de decisiones político-judiciales que demoran una resolución definitiva en la acción impulsada por la AJB, en el marco de la cual en julio de 2018 se ordenó al gobierno provincial retomar las negociaciones salariales con el gremio judicial y aplicar la cláusula gatillo hasta tanto se arribe a un acuerdo definitivo”, recuerda.

En un comunicado, la AJB -que el jueves vuelve a parar– explica que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar al recurso extraordinario planteado por la Fiscalía de Estado, y con base en la doctrina de la arbitrariedad ordenó que los autos vuelvan al Tribunal de origen – la Suprema Corte bonaerense – para que se dicte un nuevo fallo ´conforme a derecho´”.

“Con la firma de cuatro de sus integrantes, el máximo tribunal federal basó la resolución en el planteo del gobierno provincial que expresaba que la Suprema Corte bonaerense no habría brindado explicaciones suficientes respecto de por qué la medida cautelar apelada no resultaba equiparable a una sentencia definitiva, al tratar el recurso de inaplicabilidad de ley. Explícitamente, la Corte Suprema nacional omitió dar opinión sobre la pertinencia de la medida cautelar, como así también sobre la controversia de fondo”, reseña el texto, y apunta: “La Corte federal retoma los argumentos vertidos en la insólita última decisión de la Suprema Corte, que con los mismos integrantes que en septiembre había rechazado el recurso del Estado, en noviembre lo declaró mal rechazado”.

Advierten que “con las honrosas excepciones de Eduardo De Lázzari y Víctor Violini, los demás miembros del Tribunal de Casación Penal que integraron la Corte provincial y ahora los jueces del máximo tribunal federal realizan un aporte fundamental para consentir la violación sistemática del derecho a la negociación colectiva consagrado en el art. 39.4 de la Constitución provincial, decidida por el gobierno de María Eugenia Vidal para producir el enorme recorte salarial que padecen más de 24.000 trabajadores y trabajadoras judiciales bonaerenses”.

“La AJB exigirá la máxima celeridad para la resolución definitiva del reclamo, a la vez que continuará realizando las medidas de acción gremial necesarias para recuperar el salario perdido como consecuencia del ajuste del gobierno provincial”, concluye el comunicado.

Previo Más de 900 personas fueron condenas por crímenes de lesa humanidad
Siguiente Realizarán una jornada de lucha en defensa del Hospital Esteves de Temperley