Jornada de protesta en el Esteves: “El hospital está en emergencia”

La medida fue convocada por CICOP tras la muerte de una paciente en un incendio.

A un mes del incendio en el que falleció una paciente en el Hospital Esteves de Temperley, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) en conjunto con la agrupación ATE Sur realizaron una jornada de protesta en las puertas del centro de salud para visibilizar la “situación de emergencia” que atraviesa. 

Consideramos que hay una situación de emergencia en el hospital y que no podemos esperar más a que los funcionarios que tienen poder decisión, den una respuesta”, subrayó Verónica Isi, secretaria gremial de la Comisión Directiva de la Seccional Esteves de CICOP. 

La jornada se llevó a cabo a partir de las 10 en la entrada ubicada en Garibaldi 1661. En el marco de la radio abierta, que fue el eje de la medida, desde la seccional Esteves apuntaron que “otro hospital puede ser posible, uno que garantice cuidados porque ese es el propósito de toda institución de salud”.

En diálogo con Info Región, Isi evaluó que “las malas condiciones” en los hospitales se deben a la “demora” en el llamado a paritarias por parte del Gobierno de la provincia.

“Todas las situaciones de los hospitales se trabajan en paritarias, las condiciones de trabajo se plantean en paritarias, por lo que esta demora es un posicionamiento respecto si al Gobierno le importa o no el sector de salud”, remarcó. 

La jornada, a la que asistieron decenas de personas, estuvo enfocada en las problemáticas de infraestructura y de personal que deben afrontar los hospitales públicos de la provincia, además del reclamo por “salarios dignos”. 

PARITARIA

Según informó la secretaria gremial, CICOP tendría este jueves su primera reunión paritaria luego de meses de lucha. “Esperamos tener alguna propuesta porque hay que atender todas las situaciones de los hospitales y del personal”, finalizó.

Previo Los Pumas con equipo confirmado para enfrentar a los All Blacks
Siguiente Futsal: En Banfield apuestan a las “metas cortas”