Solicitaron la elevación a juicio de la causa por la nena sordomuda asesinada

Zamira fue asesinada a golpes en el 2018 y por el crimen detuvieron a su madre y a su padrastro. La fiscalía solicitó la elevación a juicio.

El caso de Zamira fue uno de los más crudos en la Región, la chiquita de tan solo 5 años era hipoacúsica y en septiembre del 2018 ingreso muerta al hospital Santamarina de Monte Grande. Por el hecho fueron detenidos su padrastro y su madre. Solicitaron la elevación a juicio y la definición será en los próximos días.

Según detalló Adriana Libonatto, tía de la nena asesinada, la madre de Zamira (Brenda Fernández) está acusada de “abandono de persona, seguido de muerte, agravado por el vínculo”, mientras que a su pareja (Brandon González) se lo imputó por “homicidio con alevosía y ensañamiento”.  

Si bien la solicitud para la elevación fue realizada antes de la feria judicial, la espera obedece a la posibilidad de que la defensa presente alguna objeción, apuntó Adriana, en diálogo con Info Región. “Se los va a enjuiciar a los dos juntos”, señaló.

En esta línea, la tía de Zamira destacó la labor de la fiscal Verónica Pérez, a cargo de la causa, pero admitió que cree “poco y nada en la justicia”.  Es una situación muy difícil, tenerlos a los dos enfrente. Nosotros queremos que les den perpetua a los dos, Zamira se merece eso, no se pudo defender, era muy chiquita y no tenía los medios para comunicarse”, concluyó apenada Adriana. 

La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada del Polo Judicial de Esteban Echeverría y el hecho es investigado también por el Juzgado de Garantías N° 2 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

EL CASO

El 1 de octubre, se hizo pública la detención de Brandon González, acusado de asesinar a golpes a Zamira, una nena de apenas 5 años y sordomuda, en Esteban Echeverría. El día anterior, la madre la llevó al hospital Santamarina de Monte Grande, pero ingresó sin vida. Los médicos alertaron a la Policía porque la nena presentaba golpes.

La autopsia que le practicaron al cuerpo de la chiquita determinó que la causa de la muerte fueron los golpes. “La autopsia indicó que la nena presentaba infiltraciones hemorrágicas en ambos riñones e hígado de carácter traumático”, detallaron desde los Tribunales de Lomas de Zamora. Y aclararon que no había indicios de abuso sexual, una de las hipótesis que se manejó en un principio.

Previo El Gobierno no acordó con petroleras y el congelamiento de precios saldrá por resolución
Siguiente Avellaneda: Un menor fue detenido tras robar con un arma de juguete