Evita y el “renunciamiento histórico”


El 22 de agosto es conocido como el día del Renunciamiento Histórico, aquel día la CGT frente a una multitud pedía que Evita formara parte de la fórmula junto a Perón, pero su mensaje sin negarse directamente dejaba en claro que no podía aceptar, su frase finalizaba así, “hoy digo que prefiero ser Evita porque, siendo Evita, sé que siempre me llevarán muy dentro de su corazón”.

El 31 de agosto de 1951 es el día que oficialmente la propia Evita se dirigía por mensaje radial al pueblo argentino, para emitir su renunciamiento a la fórmula Perón-Perón que todos aclamaban como “la fórmula de la Patria”.

Habían transcurrido 5 años de gobierno peronista, los derecho sociales, económicos y culturales habían sido consagrados en la Constitución Nacional y promovidos como política de estado, la ley de voto femenino era una realidad y en noviembre de 1951 se concretaría, esto permitiría la efectiva participación de la mujer en la vida política ocupando lugares en las listas de candidatos.

El Cabildo Abierto del 22 de agosto 1951 realizado en la Av. 9 de Julio, tuvo la activa participación de la CGT, el congreso del justicialismo contó con una alta adhesión de las delegaciones de todo el país. La multitud esperaba que la fórmula presidencial reflejara la comunión de esas dos figuras relevantes que transformaran la argentina de mitad de siglo veinte.

Evita había dado todo de si para acompañar a Perón y ampliar los derechos de los descamisados, seguramente se imaginaba parte activa de esa fórmula presidencial, pero las presiones eran fuertes y además era gravitante su estado de salud que meses mas tarde la llevara a emitir el voto desde su cama.

Dias mas tarde de aquel multitudinario acto, Evita mediante cadena radial anunciaba su declinación a ser parte de la fórmula diciendo “no tengo en estos momentos, más que una sola ambición… que de mí se diga… que hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó a llevarle al presidente las esperanzas del pueblo, que Perón convertía en hermosas realidades y que a esta mujer el pueblo la llamaba cariñosamente Evita”.

El 22 de agosto se recuerda la actitud militante y de gran ser humano por parte de Evita, quién a pesar de su padecimiento, evito utilizar esto como excusa para aferrarse a una candidatura, si bien se lo tenia ganado por esfuerzo y entrega.

Su actitud digna de destacar deja un gesto ejemplificador entre otros que conocemos de igual calidad, que ha quedado resumido en una histórica frase, renuncio a los honores, pero no a la lucha. Evita siempre en el corazón del Pueblo.

Previo En Avellaneda, Kicillof se reunió con intendentes para preparar la próxima campaña
Siguiente Murió en San Vicente el intendente de Yrigoyen