“A mi hijo le quitaron la posibilidad de luchar por su vida”

Mirna Romagnoli, madre de Mariano, denunció a la obra social IOMA porque no le entregó los medicamentos a tiempo en medio de un tratamiento contra la leucemia. El nene falleció en marzo pasado.

Mirna Romagnoli, una maestra de la Escuela Especial Nº 503 de Lomas de Zamora, continúa luchando tras la muerte de su hijo Mariano (13), quien falleció en marzo de este año, y afirma que la obra social IOMA no le brindó los medicamentos para seguir con su tratamiento contra la leucemia.

“Se llevaron la vida de mi hijo, no le dieron la oportunidad de luchar. Le quitaron la posibilidad de seguir con vida. Si bien era una enfermedad avanzada, teníamos la chance de salir adelante. Queríamos agotar todas las instancias pero no nos lo permitieron”, denunció Mirna, en diálogo con Info Región.

El nene de 13 años fue diagnosticado en julio de 2018 con leucemia linfoide aguda pre B de alto riesgo. “Tras precisar lo que tenía, comenzamos  de manera urgente con la quimioterapia. Sin embargo, todo se empezó a complicar cuando acudimos a IOMA para las solicitudes de los medicamentos”, contó.

“El calvario burocrático de la obra social nos hizo pelear por la medicación. La doctora pidió catéter para poder continuar con el tratamiento, pero IOMA no lo aprobaba. Tuvimos que hacer el reclamo varias veces para que se efectivice”, detalló.

 A pesar de que en los primeros meses “más o menos entregaban todo en tiempo y forma”, las complicaciones llegaron cerca de fin de año. “En diciembre Mariano tenía cero por ciento de células malignas en el cuerpo. Pero justo ahí, en enero, me pidieron volver a hacer todos los trámites para el pedido de la medicación y el tratamiento se cortó”, comentó Mirna.

“Traté de hablar con el regional de Lomas de Zamora pero las entregas tardaban dos meses. Y si bien Mariano venía mejorando, hubo una nueva invasión de células malignas que lo llevó a la recaída. El 3 de marzo falleció y la medicación llegó el 8”, recordó la mujer.

Su lucha

Tras el desgarrador relato, Mirna no baja los brazos, apunta a la obra social, y mantiene su lucha con el objetivo de que este hecho no vuelva a ocurrir. “La causa principal de esto es el ajuste en la salud en el gobierno provincial. Eso lo tengo claro. Y Mariano no es el único caso, ya van casi 20 muertos denunciados y otros tantos que no se hicieron públicos”, advirtió.

“En IOMA siempre se habla del superávit que existe, pero hay deficiencias en todos los sentidos. Hay problemas desde drogas hasta prótesis. El ajuste a nivel salud es atroz. No les importa la vida de la gente. A la gobernadora no le interesa. Hizo una campaña diciendo que entregaban los medicamentos en tiempo y forma cuando esto es totalmente falso”, destacó.

La docente reconoció no saber “qué hacen con la plata de los afiliados” que aportan “todos los meses”. “Somos rehenes de esta obra social y no sabemos a dónde va a parar el dinero. Además, los tiempos de los pacientes no son los mismos que los de la burocracia. A mi hijo lo mató IOMA. Le quitó la posibilidad de luchar”, concluyó Mirna.

Previo Banfield perdió por penales y quedó eliminado de la Copa Argentina
Siguiente Vidal recorrió Lomas junto a Mércuri