Baleó a su ex, su madre, una vecina y una nena

Un policía fue detenido acusado de balear a cuatro mujeres. Todas se recuperan ya que las heridas no fueron de gravedad.

Un policía de la provincia de Buenos Aires atacó a balazos a su ex pareja, su madre, una vecina y una nena de 12 años. La familia de dos de las víctimas advierte que el ataque fue planificado.

El ataque comenzó anoche, cerca de las 21, cuando el oficial de la Unidad Táctica Operativa de infantería de la policía bonaerense, identificado como Maximiliano Godoy (27), atacó a tiros el domicilio de su ex pareja, situado en la calle 83, entre 12 y 12 bis de la capital de Buenos Aires.

Como consecuencia de los disparos resultó herida la ex pareja de Godoy, identificada como Sabrina Belmonte (27), y una vecina, Lara Zacariño (29), quien recibió un balazo cuando al escuchar gritos salió a la calle a ver qué sucedía, explicaron las fuentes.

Tras ese ataque, el agresor fue hasta la casa de la madre de su ex pareja, situada en la calle 72, entre 2 y 3, donde volvió a disparar, agregaron. A raíz de la agresión fue herida Maira González (47), madre de Belmonte, y una niña de 12 años que también estaba en la casa.

Todas las heridas, que en ninguno de los casos se encuentran graves, fueron trasladadas en ambulancias del Same a centros asistenciales platenses, donde se reponían. Allegados a la familia de las víctima aseguraron a los investigadores que Godoy planificó un ataque contra su ex pareja y su familia.

El policía se entregó esta madrugada en la comisaría 8va. de La Plata, mientras que su vehículo Chevrolet Corsa blanco fue hallado abandonado cerca de su domicilio, en las calles 519 y 167, de Melchor Romero, con el capot prendido fuego.

Godoy quedó detenido por “abuso de arma y lesiones” en una causa que lleva adelante la Fiscalía platense, mientras que Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense dispuso apartarlo de la fuerza.

Previo “El reperfilamiento genera dudas y lo vamos a tomar con prudencia”, aseguró Rossi
Siguiente Las chicanas entre los principales candidatos presidenciales