Homicido de Matías Terrón: Casación dejó firme la condena para los hermanos De Luca

La familia de Matías Terrón celebró la decisión de la Justicia. Los hermanos Gabriel y Emanuel De Luca fueron condenados a 35 años de prisión por el homicidio.

Matías Terrón

La Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires dejó firme la condena para los hermanos Gabriel y Emanuel De Luca por el asesinato de Matías Terrón, que ocurrió el 22 de junio de 2016. Cumplirán, entonces, la pena de 35 años de prisión.

El fallo de Casación rechaza los recursos interpuestos por los condenados y deja firma la sentencia de primera instancia. El 14 de agosto, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora emitió un veredicto condenatorio para los hermanos y el 22 de ese mismo mes anunciaba la condena a 35 años de prisión por “homicidio criminis causa”.

Tras dar a conocer el fallo, la familia reiteró el agradecimiento a los que los acompañaron desde el primer momento.

Su familia se puso al frente del reclamo de seguridad, junto a otros referentes que atravesaron una situación similar, e impulsaron “la Ley de Víctimas”.

El caso

Matías Terrón se había enterado que iba a ser padre, pocos días antes de encontrarse con la muerte. El 22 de junio de 2016, el joven que trabajaba como analista de sistemas y le faltaba un año para recibirse en la carrera de Administración de Empresas, fue asesinado de dos balazos en la espalda cuando intentaba escapar de un grupo de delincuentes que lo había interceptado para robarle, en Avellaneda.

Si bien lo amenazaron para que los lleve a su casa, donde se encontraba su pareja embarazada, Matías decidió guiarlos a la dirección que figuraba en su DNI, que en ese momento se encontraba vacía debido a que sus padres no estaban. Al llegar a la propiedad, intentó escapar y fue en ese momento que los delincuentes lo ejecutaron y huyeron.

Previo "Las estrategias de Juntos por el Cambio son a base de engaños", cuestionó Reigada
Siguiente Lomas: El Concejo expresó “preocupación por el crecimiento alarmante” de la pobreza