Casella reclamó “una renovación dirigencial” en la UCR

El dirigente radical cuestionó que “muchos aceptaron que Juntos por el Cambio nunca se convierta en coalición de gobierno”.

En la Unión Cívica Radical ya inició el debate interno sobre cuál debe ser el rol del partido en la nueva etapa que arranca el 10 de diciembre en la que Juntos por el Cambio ya no será gobierno. En este marco, el histórico dirigente Juan Manuel Casella cuestionó el posicionamiento de muchos integrante de la fuerza que “aceptaron que la coalición electoral nunca fuera coalición de gobierno” por lo que reclamó “una mayor renovación”. 

“No tengo ninguna duda que el radicalismo necesita una mayor renovación dirigencial. La política se acostumbra a la permanencia de dirigentes y marcan continuidades a más de 20 años en algunos casos. La política argentina en general debe alcanzar una renovación de mujeres y hombres y desde el punto de vista de la metodología de la construcción política también se debe renovar. Apuntamos básicamente a los cargos sin decir para qué son los cargos”, reflexionó en diálogo con Info Región

Y enfatizó que “hay que reformular la coalición si se quiere continuar pero antes de reformularla hace falta reavivar la coalición, que fue electoral pero que nunca se convirtió en coalición de gobierno”.

“Creo que hay que ratificar la identidad del partido, potenciarlo y conversar acerca del futuro de la coalición”, añadió.

“Equilibrio”

Casella, por otra parte, analizó lo ocurrido el 27 de octubre. “Por un lado está el resultado político de las elecciones que consiste en que el candidato de Juntos por el Cambio (Mauricio Macri) fue derrotado, perdió en primera vuelta y a eso es contundente. Pero hay que agregarle la remontada final porque se marcó un crecimiento en el caudal de votos de las PASO a las generales”.

Consideró entonces que el 48 por ciento de Alberto Fernández contra el 40 por ciento de Macri en las elecciones generales marca un “equilibrio” en la configuración de la política para que no exista “el retorno del peronismo autoritario y corrupto y por otra parte, pese a la situación económica, se mantuvo  el apoyo al gobierno”. 

“El resultado del 27 de octubre fue bueno para el país porque fue equilibrado y a mi criterio debe determinar que el nuevo gobierno no puede manejar el país como único detentador del poder”, precisó. 

Resaltó, en este punto, que “esto está generando condicionamientos” dentro del Frente de Todos. “Hay sectores que quieren manejar el monopolio político institucional como (Hugo) Moyano desde el sindicalismo o (Juan) Grabois. El peronismo debe adaptarse a una acción que tenga en cuenta la opinión ajena y busque consensos básicos necesarios a partir de la naturaleza de los problemas que estamos presentando”, finalizó.

Previo Detuvieron a un menor que robó una camioneta en Avellaneda, asaltó en Barracas y chocó en La Boca
Siguiente Avellaneda: Gallucci espera que Kicillof “destine los mismos fondos que envió Vidal”