Macri sobre el golpe de Estado en Bolivia: “Estamos preocupados”

El Presidente se limitó a admitir la preocupación de las autoridades al ingresar a la reunión de Gabinete.

Tanto México como Uruguay hablan de golpe de Estado en Bolivia, en sintonía con la denuncia de Evo Morales. Argentina aún no da a conocer alguna comunicación oficial. “Estamos preocupados”, se limitó a decir esta mañana el presidente Mauricio Macri al ingresar a la reunión de Gabinete.

El encuentro estaba previsto para minutos antes de las 10, pero dos horas después no había comunicación oficial ni funcionarios encabezando una rueda de prensa en Casa Rosada. “Todos estamos preocupados”, es lo que dijo Macri al entrar al recinto.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció ayer a su cargo y denunció un golpe de Estado “cívico, político, policial” luego de que parte de la oposición y las organizaciones cívicas, la central sindical y las Fuerzas Armadas y de seguridad le reclamaran la dimisión, aún cuando había convocado a nuevas elecciones generales tras el pedido de la OEA, a cargo de una auditoría a los cuestionados comicios del 20 de octubre último.

El depuesto presidente de Bolivia advirtió esta mañana que los opositores Carlos Mesa y Luis Camacho “pasarán a la historia como racistas y golpistas”. “Mesa y Camacho, discriminadores y conspiradores, pasarán a la historia como racistas y golpistas. Que asuman su responsabilidad de pacificar al país y garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica de nuestro pueblo.   El mundo y bolivianos patriotas repudian el golpe”, señaló a través de Twitter

Cancillería se refirió al conflicto en Bolivia pero evitó utilizar “golpe de Estado” y optó por hablar de “inestabilidad política” tras las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

Susana Malcorra, ex canciller del gobierno de Macri,  advirtió que “el caos, la violencia y la persecución no construyen un camino hacia nuevas elecciones dentro de lo establecido por la Constitución”. “Es fundamental la restauración del derecho pleno de todos los ciudadanos y ciudadanas”, pidió. Y advierte que “la intervención de las Fuerzas Armadas trae recuerdos de un pasado oscuro de la región y genera cuestionamientos a su legitimidad”.

Previo Vidal recorrió obras en Lanús
Siguiente Faurié aclaró que en Bolivia no hubo un golpe de Estado