Nicolás Macchi, referente de los trabajadores de la coopertiva, valoró la medida de la Justicia para permitirles volver a trabajar y apuntó que espera “lo mejor para todos”.

Lo expresó Nicolás Macchi, trabajador de Canale, en el marco del levantamiento del acampe tras 120 días.

Con la medida, “se reducen las posibilidades de desalojo o represión”, destacó Nicolás Macchi. Custodian la maquinaria.

Sin la posibilidad de trabajar y en el marco de la cuarentena, la situación “se vuelve insostenible”. ¿Cómo es la realidad de los trabajadores?

Luego de alcanzar “el volumen de trabajo esperado”, la pandemia llegó y los trabajadores decidieron cerrar la fábrica y la parrilla, sus principales ingresos. “No le encontramos salida a esta situación”, lamentan.

Trabajadores de Expreso Lomas, Canale y Cresta Roja realizarán un festival para recaudar fondos. Será el 9 de julio.

Cientos de vecinos que fueron despedidos o viven con incertidumbre por el futuro de sus puestos de trabajo.

Trabajadores protagonizaron una protesta en Puente La Noria. Despidos y cierre de fábricas, producto de la crisis.

Es que la Justicia de esa provincia debe decretar la quiebra de la REDEPA. S.A. para que la cooperativa pueda comenzar a funcionar. El acampe cumplió tres meses.

“Estamos a la espera que el juzgado decrete la quiebra y nos entregue la fábrica”, señalaron trabajadores despedidos.

Se trata de la Cooperativa de Trabajo Metalúrgica de Llavallol. Esperan la resolución del juez para poder comenzar a trabajar en la planta lomense.

Canale, Gaelle, Cresta Roja, Adidas y Stone son reflejo de una crisis que no da respiro.

Pese a recibir los telegramas de despido, permanecerán en la fábrica para que “no se lleven las máquinas y las herramientas”.

Los empleados despedidos acampan frente a la planta de Llavallol para evitar que se lleven las máquinas.

Se concretó la quiebra de las plantas que el grupo tiene en Mendoza y temen que la planta de Llavallol corra la misma suerte.