Slam: la poesía en escenarios populares


Inspirados en la corriente de poesía nacida a mediados de los 80’ en Estados Unidos, un grupo de jóvenes de zona sur decidió llevar este arte a los escenarios de la región. Se trata de un “encuentro de poetas que quieren encontrarse con otras poéticas, compartir sus textos con el público, entrenar la puesta en escena”, según recalcó una de sus integrantes en esta entrevista. Mezcla de teatro, torneo y versos, el slam convoca cada vez más adeptos.

¿Qué es la "slam poesía"?

-So Sonia: El Slam es un marco de encuentro de poetas que quieren encontrarse con otras poéticas, compartir sus textos con el público, entrenar la puesta en escena. Es una posibilidad de profesionalización de la poesía performática, ya que permite el entrenamiento mes a mes y la respuesta inmediata del público. Es un dispositivo casi teatral, ya que transforma el encuentro en un gran espectáculo, disfrutable para gente que ese día en vez de ir al cine o al teatro, viene a escuchar un aproximado de veinte poetas. El formato es un torneo, los poetas se anotan y tienen que seguir tres simples reglas: la duración máxima en escena es de 3 minutos 20 segundos, el texto tiene que ser propio y se lee de pie, sin utilizar nada más que el cuerpo y el texto, esto es sin vestuario, escenografía. Hay tres jurados seleccionados de entre el público que se encargan de puntuar a cada poeta. Los mejores puntajes pasan a una segunda ronda, y luego se elige un campeón. Hay música en vivo, hay feria, y por lo general al final hay música para bailar y rancheo.

-¿Cómo nace El Slam?

-En 1985 en Estados Unidos, de la mano de Marc Smith, buscando tal vez una manera de llevar la poesía a otro lado, de sacarla de su lugar enquilosado en las altas esferas de los cánones literarios, acercarla al cotidiano, y a la posibilidad de competir en la industria cultural con el cine, el teatro u otros géneros de mayor alcance y espectacularidad. En Argentina, empezó en Capital Federal hace cinco años, de la mano de Sagrado Sebakis y Sol Fantín.

-¿Hace cuánto comenzó esta movida en la zona sur?

-En zona sur estamos desde septiembre del 2014. La reacción del público fue impresionante. El primer slam fue súper concurrido, aunque la mayoría de les competidores venían de Capital, y el último slam tuvo 27 participantes, todos de zona sur.

-¿Qué proyectos tienen para el 2016?

-Tuvimos unas experiencias muy copadas con escuelas el año pasado, y estamos proyectando una propuesta para dar talleres y llevar el slam como formato, con la idea de que se pueda organizar un slam colegial, autogestionado por cada escuela, por sus estudiantes, y que después puedan jugar intercolegiales.

-¿Quienes conforman el grupo en la región?

-La coordinación del Slam Zona Sur en este momento la llevamos adelante Magrio González, Gabriel Ali León y yo. Magrio es de Glew, León de Avellaneda y yo de Banfield. Venimos de recorridos bastante diferentes, Magrio viene del dibujo animado, León es guionista y yo vengo del mundo de la música. Los tres nos encontramos en nuestra profunda admiración por el Corín Tellado y el Libro Gordo de Petete.