El bono será para jubilados y beneficiarios de asignaciones


La reunión entre funcionarios y la CGT se concretó este miércoles y la propuesta del Gobierno fue el pago de un bono de fin de año para los jubilados que cobren la mínima y los beneficiarios de asignaciones. También anunciaron la exención del pago del Impuesto a las Ganancias para aquellos que cobren un medio aguinaldo de hasta 15 mil pesos.

Vamos a entregar en diciembre 1000 pesos a los jubilados que reciben la mínima”, informaron Jorge Triaca y Mario Quintana, ministro de Trabajo y vicejefe de Gabinete, respectivamente. En la conferencia de prensa dejaron en claro que la mirada del Ejecutivo está puesta en “aquellos que están en mayor vulnerabilidad”.

Precisaron que con este anuncio, habrá 2.200.000 beneficiarios de la asignación por hijos que recibirán el monto a fin de año, junto con 3.150.000 jubilados.

También detallaron que la exención del pago del Impuesto a las Ganancias es para aquellos que cobren hasta 15 mil pesos del medio aguinaldo, aunque quienes ganan hasta 55 mil pesos mensuales también tendrán beneficio. Aquellos que perciban un medio aguinaldo mayor a 15 mil pesos pero su sueldo esté dentro del tope anunciado, pagarán el gravamen en función de lo que queda por fuera de los 15 mil. “Los que ganan más, lo pagan completo”, aclararon.

Quintana señaló que “l mesa es para trabajar con empresarios y gremios en pos de la producción y creación de empleo”, al ser consultado sobre el encuentro con la cúpula de la CGT.

Triaca, en tanto, consideró que hubo un “diálogo fructífero y franco”. “Venimos planteando decirnos la verdad, construir confianza, entender que hay muchos reclamos justos por parte de dirigentes sindicales, pero tenemos que administrar un gobierno con déficit”, amplió, al tiempo que dio cuenta de un “orden de prioridades”.

“La convocatoria tiene una visión de fondo”, señaló, al tiempo que bregó por “sostener el poder adquisitivo del salario y darle chance de crecimiento” porque “solamente se recupera la movilidad social a través del trabajo” y así se logrará además la “disminución de la pobreza”.

Admitió que hay un reclamo de la central obrera que “es la recomposición del poder adquisitivo”. “Creemos que hay diferencias entre los que cerraron paritaria en diferente momento del año”, admitió, pero aclaró que la “discusión es entre representación empresaria y gremial”.