REFORMA TRIBUTARIA

Carbap rechaza “el impuestazo rural”

Ante Salvador, Carbap rechazó “el impuestazo rural” y advierte sobre el malestar.


Dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa se reunieron con el vicegobernador Daniel Salvador y legisladores para plantear demandas del sector sobre el presupuesto y la ley impositiva para el año próximo.


Los proyectos presentados por el Ejecutivo, Presupuesto e Impositivo, generaron malestar en varios sectores; entre ellos, el campo. De hecho, dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carpab) se reunieron con autoridades y legisladores para reclamar cambios.

“Nos reunimos con el vicegobernador Daniel Salvador para transmitirle la preocupación por el impuestazo rural”, advirtieron desde Carbap, que rechaza la suba del 50% del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR) que figura en el proyecto de la Ley Impositiva 2018.

“Un 50% de aumento es una barbaridad, no se puede defender de ninguna manera con una inflación proyectada de entre el 10 y 12%”, dijo el presidente de Carbap, Matías De Velazco, quien dejó en claro que “crece el malestar” por “la carga tributaria que cae con más fuerza al campo que a otros sectores”. “Este no es el cambio que se votó. No es el cambio que se buscó ni el que se quiere para la provincia ni para el país”, sentenció.

Los representantes de Carbap también expresaron su malestar ante los diputados provinciales Diego Rovella, Laura Ricchini, Oscar Sánchez, Walter Abarca y Marcelo Daletto, presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos, quien explicó: “Escuchamos los planteos que son entendibles pero nosotros también marcamos lo que es en un presupuesto, donde no solo están los impuestos sino el gasto y acá hay un gasto cada vez más grande en obra pública que se ve reflejado en beneficios para el interior y los productores”.

Reconoció que “puede haber impuestos que bajan como Ingresos Brutos y otros que suben como el Inmobiliario Rural” pero insistió en que “también hay un gasto público que vuelve a los productores y eso debe ser tenido en cuenta”. “Vamos a trabajar para tratar de dar respuesta a algunos de los pedidos siempre teniendo en cuenta que todo cambio implica un costo fiscal y es dinero que deja de recaudar la provincia y que no está para gastar. Es un trabajo entre todos los bloques y con el Ejecutivo para hacer algo acordado que no dañe las finanzas de la provincia”, apuntó.

Por último, Daletto manifestó la intención de tratarlo el jueves y destacó que “lo importante es darle la mayor previsibilidad a los bonaerenses teniendo un presupuesto mucho antes que termine el año”.


* Nota correspondiente a la publicación del día 09 de Noviembre de 2017