Elbio fue operado por un defecto cardíaco congénito y se recupera


Un bebé recién nacido fue operado exitosamente de un defecto cardíaco congénito en el hospital provincial Lucio Meléndez de Almirante Brown. La intervención quirúrgica la realizó el servicio de neonatología del nosocomio junto al equipo de cirugía cardiovascular pediátrica del hospital de alta complejidad “El Cruce”, de Florencio Varela.

Elbio nació con 25 semanas de gestación con un peso de 730 gramos y se le realizó el cierre quirúrgico del ducto arterioso permeable (DAP), un problema frecuente y complejo que se presenta fundamentalmente en niños recién nacidos prematuros (menos de 37 semanas de gestación).

“El ductus es un canal arterial que debería cerrarse cuando el niño pasa de la circulación fetal a la circulación y respiración fuera del útero”, definió Ana María Barcelini, jefa del servicio de neonatología del hospital Meléndez. Además, describió que “esta operación es como cualquier acto quirúrgico, realizada por el equipo de cardiocirugía pediátrica del hospital ´El Cruce´, a cargo del doctor Alejandro Jorajuria”.

Esta es la primera intervención quirúrgica de este tipo del año. Durante 2012 se realizaron otras dos con una beba prematura que pesaba 550 gramos y un bebe de 800 gramos. En este sentido, la jefa del servicio de neonatología del Meléndez explicó: “Antes debíamos trasladar a los recién nacidos, con todo lo que eso implica, porque es una agresión más para el bebé; desde hace un año, en el área de terapia intensiva del servicio se armó un ambiente quirúrgico para que los especialistas de ´El Cruce´ traigan todos sus materiales y realicen la intervención en nuestras instalaciones”.

Cinthia, la madre de Elbio, en todo momento está con su hijo en neonatología, mientras los médicos asisten al bebé. El padre de Elbio, su hermana de 9 años y su hermano de 3, ya lo conocieron y están felices por el nuevo integrante de la familia.

En la actualidad, el servicio de neonatología del Lucio Meléndez asiste a 15 bebés prematuros o de bajo peso internados. Cuenta con un sector de terapia intensiva con 8 plazas, donde se encuentran los bebés más delicados; la terapia intermedia tiene 6; el sector de bebés sanos también 6 y el sector externo, 3 plazas. El hospital trabaja desde la concepción de una maternidad segura y centrada en la familia, por eso el papá y la mamá pueden estar en todo momento con su hijo. Asimismo, todos los martes los bebés pueden recibir la visita de los hermanos y abuelos.

Desde el servicio, se dispone de una licenciada perinatal y una trabajadora social que brindan charlas y talleres para contener e informar a la familia sobre todo lo que le sucede al recién nacido en neonatología del hospital.