PRIMERA B METROPOLITANA I TEMPERLEY

El Gasolero colmó el Beranger y vivió una noche soñada


Después de 14 años en la Primera B Metropolitana, Temperley selló anoche su regreso a la máxima categoría del ascenso en su estadio y frente a miles de almas gasoleras. El Alfredo Beranger estuvo desbordado de su capacidad y el Celeste vivió una fiesta a puro color. Hubo festejos en distintas partes de la ciudad.


Se anticipaba una fiesta y eso fue lo que vivieron las 15 mil personas que ayer disfrutaron del ascenso del conjunto dirigido por Ricardo Rezza. Temperley despidió como un grande la categoría y ahora tendrá un enorme desafío.

La previa fue larga. El estadio se empezó a poblar cerca de dos horas y media antes del comienzo del partido y a falta de una ya su capacidad estaba completa. Las entradas se habían vendido muy rápido y por eso mismo desde el club habían anunciado que llegaran con anticipación.

Pese a la derrota en el partido de ida, desde un primer momento no faltó entusiasmo ni color en las tribunas. En la platea hubo cajas de cartón con papeles, mientras que fueron muchos los que llevaron su propio arsenal. La salida del equipo fue un espectáculo. El recibimiento fue abrumador y hasta los mismos jugadores se sorprendieron y miraban alucinados lo que pasaba alrededor. La gente esperaba tener un final feliz y ellos se lo dieron.

Si bien el equipo no contó con la claridad ni el ataque de otros partidos, el público en todo momento acompañó. Cantó durante los 90 minutos y cuanto más cerca se estaba del cierre y el gol no llegaba, apareció como pilar fundamental.

El tanto de Ariel Rojas desató el festejo desmedido de la gente y varios se bañaron en lágrimas. Cuando todo parecía perdido, el Gasolero se metía otra vez en carrera y forzaba los penales. La definición fue apasionante y la batalla en las tribunas volvió a tener un rol preponderante. Consumado el ascenso, el pueblo celeste se acordó de su vecino: Los Andes. El Milrayitas quedó lejos de sus aspiraciones, mientras que el Celeste se dio el gran gusto. Por lo menos por una temporada no volverán a verse las caras.

Nadie quiso perderse la vuelta a la B Nacional y se acercaron algunos ex jugadores de la institución como Mariano Campodónico y Alejandro Medina. Ellos, como la gente, disfrutaron de una noche perfecta.

Temperley regresó a la máxima categoría del ascenso y ahora tendrá la dura y exigente prueba de medirse contra elencos de otra talla. Además, la motivación también pasará por poder estar en Primera División en tan sólo seis meses. Tras el receso por el Mundial de Brasil, la ilusión se pondrá en marcha.


* Nota correspondiente a la publicación del día 09 de Junio de 2014




OTRAS NOTAS DE LA SECCION

Di Lorenzo: “Es difícil adaptarse al cambio de estilo”

El capitán de Temperley indicó que deben “acostumbrarse” a la propuesta de Gastón Esmerado, para lo cual necesitan “tiempo” de trabajo. ...


Lanús cayó en el cierre pero mantiene viva su ilusión

El Granate perdió anoche 1-0 frente a Gremio, en condición de visitante, por el partido de ida de la final, y deberá revertir la desventaja en la ...


Las Leonas y una sorpresiva derrota

El seleccionado argentino perdió ayer 2-1 ante su par de Nueva Zelanda, con el que se enfrentó por los cuartos de final de la fase Final de la Liga ...


Lomas venció a un candidato como local

El elenco de Marcelo Silva superó anoche 3-0 a Bolívar en lo que fue la séptima fecha de la Liga Argentina. Con parciales de 25-22, 26-24 y 25-20 ...


“Queremos seguir por esta senda”, afirmó Gil Clarotti

El delantero de Talleres de Remedios de Escalada celebró la conquista de ayer 1-0 sobre Estudiantes de Buenos Aires como local, en tanto que ...