JUDICIALES | CASO MIRALLES

Santiaguito: a 9 años de la muerte, la familia espera respuestas


Sus padres aún esperan que el fallo que absolvió a dos condenados sea elevado a la Corte Suprema.


Nueve años pasaron del hecho que cambió sus vidas para siempre. Y el reclamo de justicia se mantiene intacto. En junio de 2013, la Cámara de Casación de Lomas absolvió de la causa al matrimonio formado por Isabel Machado Vargas y Enrique Eloy Coito Piriz, dueños de la casa donde fue encontrado el cadáver de Santiaguito, en Canning en 2005.

“Es muy difícil que la Corte revoque el fallo, pero la fe es lo último que perdemos. Pueden tardar mucho en responder. Lo que nos queda es luchar para que se haga justicia, aunque cada vez queden menos fuerzas”, señaló Walter Miralles, padre de Santiago.

La Condena. En diciembre de 2008, el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata condenó a prisión perpetua tanto a Piriz y a Vargas, por encontrarlos culpables del asesinato de Santiaguito.

El cambio. En diciembre de 2012, la Cámara de Casación de Lomas decidió cambiar la carátula de Vargas a “partícipe y responsable” del asesinato y no “culpable” como había sido sentenciada. Debido a ello, la condena de la mujer bajó considerablemente a sólo diez años.

La absolución. Ese mismo año, Casación decidió absolver a Piriz, al considerar que los ocho años de encierro fueron “suficientes”. Además, en mayo del 2013, Vargas fue liberada porque “es madre de dos hijos pequeños”.

Sentencias previas. Henry Alexandro Coito Machado, hijo de Enrique, y Abel Domínguez Farías, su padrino, fueron condenados a prisión perpetua por “secuestro extorsivo triplemente agravado por tratarse de una víctima menor de 18 años, haber participado en el hecho tres o más personas, y haberse ocasionado intencionalmente la muerte de la persona ofendida”. La sentencia fue ratificada en diciembre de 2012 por Casación.

El recuerdo de su familia. “Nos quitaron un hijo. Es algo de lo que nunca te recuperás”, señaló Walter, mientras que la madre del niño, Silvia Morales, se lamentó: “Santiago no tuvo oportunidad de nada. Fue un indefenso. Duele que los responsables estén libres. Te indigna”.

El caso. Santiago Miralles desapareció el 13 de julio de 2005 luego de salir a jugar con el hijo de Vargas y Piriz. Tres días después su cuerpo fue hallado en el interior de un pozo ciego de la casa vecina.

La autopsia reveló que murió como consecuencia de un traumatismo de cráneo y asfixiar por inmersión; recibió al menos dos golpes en la cabeza con una maza, y una vez inconsciente pero aún con vida, fue introducido en la cámara séptica con una soga atada en la cintura a la que anudaron una caja con cerámicas para que no pudiera escapar y falleciera ahogado.


* Nota correspondiente a la publicación del día 13 de Julio de 2014




OTRAS NOTAS DE LA SECCION

Para Tranfo, la política de Vidal contra el juego es “confusa”

“Van a cerrar varios casinos provinciales pero han abierto uno en Tandil y Codere va a estar regenteada por una empresa norteamericana”, planteó ...


La familia de Noelia, sin consuelo: “Su hija todavía la espera”

Mayra, hermana de la mujer que falleció el 4 de enero en la Maternidad Lomas, contó que sus hijos aún no saben lo que pasó. “La extrañan”, ...


Desbarataron una banda narco en Lomas y derribaron dos búnkers

Fue durante un procedimiento en el que se realizaron trece allanamientos y se incautaron más de 2.000 dosis de paco. Hay siete detenidos. "El ...


Para Coba, la aplicación del pacto fiscal “es lo mejor” para los municipios

El concejal macrista de Lomas de Zamora respaldó, en este marco, la reducción de la planta política. También valoró la decisión de la ...


Piden llevar a juicio a una banda narco que actuaba en Echeverría

El fiscal federal Leonel Gómez Barbella solicitó la elevación a juicio de una causa iniciada a 17 personas, acusadas de integrar una banda ...


Según la AAdED, las respuestas de Edesur fueron “poco felices”

Familiares de electrodependientes junto a integrantes de la Multisectorial Lomas fueron recibidos por personal de la empresa y tras el encuentro ...