En Brown, Maradona jugó un partido en homenaje a Cáceres


Aplausos y m√°s aplausos por doquier. Miles de papelitos decoraron una fiesta perfecta sobre el pasto sint√©tico de la moderna cancha de Indoorshow en el polideportivo de Ministro Rivadavia, Almirante Brown. Unas ocho mil personas que no dejaron de repetir una y otra vez el apellido de Fern√°ndo C√°ceres, en cuyo homenaje se realiz√≥ el cotejo, y por supuesto, el de ¬ďMaradona¬Ē, eso es b√°sicamente el panorama que se pudo ver durante la tarde-noche de ayer en ese rinc√≥n del sur del Gran Buenos Aires.

La jornada comenzó con la recepción por parte del intendente Darío Giustozzi, que le entregó una plaqueta a Diego en mérito por la excelencia deportiva, en tanto que puso otra en sus manos para que el Diez se la entregara a Cáceres en reconocimiento "a su trayectoria y a su ejemplo de vida". Fue ese justamente el momento más emotivo de la tarde, cuando el propio Diego no pudo evitar las lágrimas luego de saludar y abrazar al ex defensor de Boca.

Pero sin dudas, el condimento que atrajo todas las miradas del país al municipio de Almirante Brown fue la vuelta de Diego Armando Maradona a las canchas como futbolista, en su participación con la Selección Nacional de Indoorshow, quienes se midieron contra el conjunto uruguayo, por la Copa Bicentenario 2010, en un evento estupendamente organizado por el gobierno municipal.

Por ese motivo, el polideportivo de Almirante Brown se vistió de gala para recibir a las figuras de ambas selecciones que disputaron a cara de perro el trofeo.

Pero el hecho de ver un partido de f√ļtbol entre grandes estrellas no fue la √ļnica excusa para no perderse este evento. Sino que adem√°s, el homenaje a Fernando ¬ďel Negro¬Ē C√°ceres, quien fue v√≠ctima de un violento asalto, el 1 de noviembre de 2009, cuando recibi√≥ un balazo en la cabeza mientras le intentaban robar su auto en Ciudadela, daban m√°s motivos como para no perderse una de jornada inolvidable.

Seguramente, las lagrimas de adultos y j√≥venes que se emocionaron al ver a C√°ceres en plena recuperaci√≥n contin√ļan siendo protagonistas en esos ojos enrojecidos de tanta emoci√≥n.

Bastaron unos segundos para que las m√°s de ocho mil personas que presenciaron la actividad gritaran en conjunto el apellido de ¬ď¬°C√°ceres!¬Ē, justo cuando apareci√≥ en el campo de juego trasladado en su silla de ruedas, y entonces la emoci√≥n se hizo due√Īa de todas las almas.

En tanto, la Copa Bicentenario se desarrollo perfectamente, con una show protagonizado por grandes estrellas de futbol nacional y consagradas a nivel mundial.

Participaron futbolistas como Diego Maradona, Claudio Caniggia, Sergio Goycoechea, H√©ctor Enrique, Alejandro Mancuso, Diego So√Īora, Jos√© Lu√≠s Calder√≥n, Claudio Husain, Diego Capria, Jorge ¬ďPolilla¬Ē Da Silva, Juan Ram√≥n Carrasco, Sergio ¬ďManteca¬Ē Mart√≠nez, Gabriel Cedr√©s y Hugo de Le√≥n, entre otros.

El partido se desarroll√≥ con mucha expectativa, los locales propusieron un f√ļtbol ofensivo, mientras que el contrincante prefiri√≥ esperarlo y conseguir goles de contraataque, t√°ctica que le funcion√≥ durante el primer tiempo, ya que en principio los uruguayos lograron el 4-0 antes que Argentina pudiera reaccionar.

A su vez, fue el mismísimo Maradona quien pudo quebrar la defensa de los uruguayos para descontar y comenzar un nuevo partido, ya que después de ahí, Argentina pudo empezar a encontrar el camino que terminó siendo la victoria.

El primer tiempo termin√≥ 5-2 a favor de los visitantes, pero en el complemento, con la figura goleadora de Jos√© Lu√≠s Calder√≥n, quien convirti√≥ cinco goles, la t√©cnica envidiable del mejor futbolista de todos lo tiempos (2) y los inconfundibles ca√Īonazos del ¬ďMago¬Ē Capria (2), hicieron que el conjunto nacional se quedara con la victoria por 9-8.

Finalmente, la copa fue entregada por el intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, quien se la dio a Maradona, para que éste se la entregara al homenajeado de la tarde-noche, Cáceres.

Al t√©rmino del encuentro, Diego habl√≥ con la prensa y asegur√≥ que respeta a Sergio Batista, "tanto como a Alejandro Sabella, Miguel Russo o Ram√≥n D√≠az. A todos ellos se los nombra para ser los t√©cnicos del seleccionado, pero yo s√© que estoy para ser el elegido¬Ē, insisti√≥.

¬ďLa gente me pide que vuelva en la calle y ac√° siento lo mismo cuando escucho a la ¬ĎDoce¬í apoy√°ndome. Pero yo no soy el que decide. Ac√° hay un jefe que decide y que toma sus decisiones¬Ē, apreci√≥ en referencia a Grondona.