Array
(
    [0] => vistas
    [1] => vercabecera
)
NO existe vista.
SOCIEDAD | MASCOTAS

Cuál es el perro que mejor puede convivir con los chicos

Algunos perros suelen adaptarse más rápido y fácil a la compañía de los nenes, ya sea porque tienen un carácter dócil o por predisposición genética. Info Región consultó a veterinarios de la zona, quienes especificaron cuáles son los pasos a seguir a la hora de adoptar un canino, y también indicaron cuál es la raza más recomendada para convivir con los más pequeños.



Los perros pueden ser excelentes mascotas guardianas o de compañía pero a la hora de elegir una raza que tendrá que convivir con los más chiquitos se deben tomar todos los recaudos posibles para evitar futuros problemas. En un relevamiento realizado por Info Región en algunas veterinarias de la zona sur se constató que las razas que “mejor se llevan” con los chicos son el Labrador, el Boxer y el Caniche Toy.

“El mejor perro para tener con chicos es sin lugar a dudas el Labrador que se adapta muy rápido y es sumamente pacífico, tanto que lo utilizan para brindar estímulos a chicos con capacidades diferentes y practicar zooterapia”, remarcó Patricia Castronuovo desde la Veterinaria Escalada y aseveró que "siempre es mejor educar a los animales sin utilizar gritos pero sí de manera firme". “En el caso del Labrador si no se lo educa correctamente seguirá siendo un perro muy bueno pero se tornará algo bruto”, manifestó la profesional ante la consulta.

Según indicaron los médicos veterinarios, son pocas las familias que consultan a un especialista antes de ingresar “un nuevo integrante a la casa” y aseguraron que es muy aconsejable realizar una averiguación antes de tomar la decisión.

“Como a veces consultan y otras no, las personas se terminan encariñando con un perro que en realidad no pueden manejar. Aquellos que compran un Rottweiler y no tienen autoridad o no saben establecer límites fijos son los que terminan teniendo problemas”, explicó Castronuovo y detalló que la adaptación de la familia con el animal tiene que ser algo “normal y natural” porque “no es bueno que los hábitos de la familia terminen adaptándose a un perro porque le tienen miedo”.

Aunque muchos veterinarios insisten en que no es correcto distinguir entre perros buenos y malos, algunos sostienen que “determinadas razas no son las más adecuadas para estar con pequeños”.

“Cuando preguntan siempre aconsejo que compren un perro pequeño como el Caniche Toy que no tienen reacciones histéricas, no necesitan mucho mantenimiento ni gastan demasiado en comida, y si prefieren un perro más grande el Golden Retriver, el labrador y el Boxer son los ideales. El grave problema es que muchas personas no toman verdadera conciencia de que animales como los Rottweiler y el Dogo Argentino son realmente agresivos y no tienen un carácter estable debido a que de un momento a otro pueden cambiar de ánimo”, explicó Marcelo Escande, veterinario de Santa Silvia, en Lomas y consideró que la mayoría de las razas llamadas “peligrosas” tienen trastornos de conducta y “sólo un 20 por ciento son estables”.

Además, remarcaron que muchas veces ni siquiera se dejan atender y los controles "suelen ser muy peligrosos". “Hay casos que ni siquiera estando con el dueño se dejaban revisar y tenía que estar tratando de observarlo a través de una ventana porque siempre mostraba límites y estaba en posición de ataque”, comentó Escande quien subrayó que ese tipo de animales tienen “una genética agresiva”.

Los dichos de los veterinarios coinciden con la realidad si se tiene en cuenta que hace dos meses un perro de raza Rottweiler mató a dentelladas a una beba de tres meses en la localidad de Berisso. El caso ocurrió cuando la chiquita estaba en la casa de su abuela paterna, Norma Busolino. La niña dormía en la cama de la mujer, quien se alejó para dirigirse a otro sector de la casa, momento en que el perro se acercó a la cama donde descansaba la beba y la mató.

Otro caso reciente es el sucedido el 26 de abril cuando una vecina de Berazategui debió permanecer internada en terapia intensiva en el hospital zonal tras ser atacada por su perro de esa misma raza. La víctima perdió una de sus orejas y la nariz.

Sin embargo, Emilse Ávila, veterinaria de la empresa que lleva su nombre sostuvo que “es muy difícil que un animal que esté en contacto permanente con una familia ataque”. “Cuando no hay agresividad ni maltratos los perros no suelen atacar pero el inconveniente es que ante el mínimo enojo las consecuencias que tiene la mordida de un Rottweiler no es la misma que la de un perrito faldero”, concluyó Ávila.



Nota correspondiente a la publicación del día Domingo de 24 de Junio de 2007





OTRAS NOTAS DE LA SECCION

Array
(
    [0] => vistas
    [1] => verpiepagina
)
NO existe vista.