Causa gas licuado: Bonadio procesó a Cristina

Está acusada de importar gas licuado con sobreprecio. También están acusados Julio De Vido y Roberto Baratta.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue procesada con prisión preventiva, en el marco de la causa en la que se investiga la presunta importación de gas licuado con sobreprecios.

La decisión del magistrado recayó además sobre los detenidos ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido y el ex funcionario de esa cartera Roberto Baratta.

En esta ocasión la procesó por “cohecho pasivo, o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real” con los cargos por los cuales ya se la procesó en “cuadernos”.

La medida se tomó con prisión preventiva y Bonadio insistió en pedir el desafuero al Senado de la Nación. El juez amplió el embargo que ya tenía la senadora en la causa por los cuadernos a mil millones de pesos, porque se trata de investigaciones vinculadas.

A fines de febrero, la senadora denunció en el escrito que “se han armado un montón de causas” en su contra para generar “noticias de un alto impacto mediático” y denunció que el fiscal Carlos Stornelli y Bonadio cometieron “verdaderas actividades delictivas para tratar de inventar pruebas” en su contra, en el marco de la causa nació a partir de fotocopias de cuadernos escritos por el chofer Oscar Centeno.

La semana pasada, en tanto, viajó a Cuba para estar con su hija, Florencia.
“Mi hija, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, comenzó hace un tiempo a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud”, dijo la ex presidenta, y pidió -en un video- que “se metan” con ella pero dejen en paz a su hija.

Previo La Facultad de Ciencias Sociales convoca a profesionales en psicopedagogía
Siguiente “Cambiemos nunca tuvo trabajo territorial”, sostuvo Saavedra