Eliminaron la Secretaría de Deportes

Será reemplazada por la Agencia de Deporte Nacional, un organismo descentralizado y autárquico.

El gobierno nacional oficializó hoy a través de su publicación en el Boletín Oficial la eliminación de la Secretaría de Deportes. Será reemplazada por la Agencia de Deporte Nacional.

Según el texto del decreto, “resulta necesario crear la Agencia de Deporte Nacional como organismo descentralizado y autárquico actuante en la órbita de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación”. La creación de este organismo obedece “a la necesidad de coadyuvar a la eficiencia operativa y a la agilidad que se requiere en el ámbito deportivo, contemplando mecanismos que le permitan optimizar y simplificar su desenvolvimiento”.

Se establece que el organismo “continuará con la ejecución de los programas de gobierno en materia deportiva, propiciando una política basada en los pilares de transparencia, desarrollo sustentable y sostenible del capital humano para la actual y futuras generaciones de deportistas”.

De esta manera, la creación del organismo “se presenta como una condición indispensable para avanzar en la construcción de un sistema integrado, cuyo principal objetivo reside en el desarrollo de las capacidades de los individuos en el deporte, y la necesidad de brindar posibilidades reales como un auténtico medio de equilibrio, inclusión y plena integración social”. “Es menester garantizar, sin dilaciones, la ejecución inmediata de las políticas públicas vinculadas al fomento del deporte a través de un único organismo rector especializado en la materia, dada la imperiosa necesidad de atender con urgencia a los sectores beneficiarios, en un marco de accesibilidad universal e igualdad de oportunidades”, apunta el texto.

La Agencia Deportes Nacional será continuadora de la Secretaría de Deportes, dependiente de la Secretaría General de la Presidencia y del Ente Nacional de Desarrollo Deportivo.

Previo Llega a las salas la tercera entrega de "Cómo entrenar a tu dragón"
Siguiente No descartan la existencia de un cómplice