Más de 29 millones de turistas vacacionaron en el país

Así lo indicaron desde CAME. La estadía media fue de 4,2 días y el gasto diario promedio fue 1.194 pesos por persona.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) anunció este martes que el balance de la temporada 2019, que abarca desde la segunda quincena de diciembre a fines de febrero, dejó un movimiento de 29,5 millones de turistas con un consumo directo de 147.946 millones de pesos en las ciudades que conforman el circuito turístico local.

Según el informe, la estadía media fue de 4,2 días y el gasto diario de 1.194 pesos por persona. “Este verano fue moderado, con algunos destinos mejores que otros. La gente dejó de ser fiel a sus rumbos tradicionales y buscó la mejor relación entre calidad y precio”, indicaron desde la entidad.

También evaluaron que “el tipo de cambio alto favoreció los centros nacionales, que fueron priorizados por sobre países como Brasil, Uruguay, Chile y la ciudad de Miami que compiten con los argentinos en los sectores de la población con ingresos medios y altos”. “Se observó un turista muy medido en sus consumos, cuidando su bolsillo”, insistieron.

Destinos

Desde CAME señalaron que “si bien lo que más se buscó esta temporada fueron las zonas de playas, las zonas de montañas tuvieron alta aceptación” y “ayudaron las promociones, especialmente en pasajes aéreos”. “Lo mismo con las localidades con termas, donde los complejos se mantuvieron con ocupación casi completa durante los fines de semana”, resaltaron.

Mar del Plata, Villa Gesell, Villa Carlos Paz, Mendoza, Puerto Iguazú, Las Grutas y Bariloche, estuvieron entre los destinos más buscados por los argentinos para estas vacaciones.

Destacaron, además, que “una ciudad que este verano logró romper con su estacionalidad y dejar de ser un núcleo solo de invierno, fue Termas de Río Hondo” y “en la Patagonia, especialmente en Tierra del Fuego, se observó un intenso movimiento de cruceros”.

Previo San Albano comienza la recta final de la pretemporada
Siguiente Pucará apunta a los objetivos “a corto plazo”