Aprobaron la “Ley Justina”

La Cámara de Diputados la sancionó por unanimidad. Todas las personas mayores de edad pasan a ser donantes.

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la nueva Ley de trasplante de Órganos, Tejidos y Células, más conocida como “Ley Justina”, en honor a Justina Lo Cane, la niña de 12 años que falleció en noviembre pasado mientras esperaba un corazón.

La iniciativa dispone que todas las personas mayores de edad pasen a ser donantes, a menos que dejen constancia expresa de lo contrario. El texto había obtenido media sanción en el Senado el pasado 30 de mayo, Día del Donante de órganos. La norma fue elaborada en conjunto con el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

Debate

Como miembro informante, el diputado Daniel Lipovetzky (PRO) consideró que la temática “es de altísima sensibilidad y también es de esperanzas” y recordó que “esta ley nació a partir de Justina, una niña que puso en valor lo que significa la donación de órganos en Argentina”.

“Tuve la posibilidad de compartir con su familia parte de la internación, compartí ese momento de angustia de todo padre cuando su hijo está internado”, rememoró y dijo que la ley busca “darle respuestas a los miles de chicos que están esperando un trasplante”.

En tanto, la diputada María Fernanda Raverta (FPV-PJ) respaldó la iniciativa pero consideró que “no es suficiente en un modelo económico que recorta en salud pública”. Igualmente ponderó el rol de los padres de Justina, “quienes están dando un paso fundacional, están haciendo historia”.

La titular del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, resaltó por su parte el rol del INCUCAI. “Hemos tenido un alto nivel de decencia médica. El INCUCAI ha sido una institución que nos permite defender el trasplante enfáticamente, es una de las instituciones más trasparentes de la democracia”, aseveró.

Mientras que desde el Peronismo para la Victoria, la diputada Lucila De Ponti aseveró que “en ningún caso la burocracia o la ineficiencia estatal pueden ser las causas por las que se pierden vidas” y envío un mensaje solidario a los padres de Justina: “Sólo el amor convierte en milagro el barro”.

Detalles

El proyecto modifica la actual ley, introduciendo una serie de cambios con los que se busca dar respuesta a las personas que actualmente se encuentran en lista de espera para un trasplante de órganos o tejidos. Además de incorporar principios bioéticos que protegen a los donantes y los receptores, la iniciativa promueve la autosuficiencia del sistema.

Prevé la donación cruzada (entre dos parejas de donante/receptor no relacionadas, pero compatibles) para los trasplantes de riñón sin intervención judicial y obliga a los profesionales a notificar al INCUCAI la indicación de diálisis o trasplante renal.

El texto promueve la incorporación en los centros de salud de profesionales entrenados en la promoción de la donación y la detección de potenciales donantes.

 

Previo El fallido de Carrió en Diputados
Siguiente Pereira aguarda por su continuidad en Talleres