Crean la figura del Defensor del Cliente

Será opcional y las empresas podrán designar a encargados para atender y resolver los reclamos de los consumidores.

El Gobierno nacional creó la figura del Defensor del Cliente, que tendrá como fin que los proveedores “atiendan y resuelvan reclamos de sus consumidores” y las empresas podrán designar a alguien que se encargue de atender los reclamos de los clientes.

La figura, que será de implementación opcional, fue una iniciativa del Ministerio de Producción a través de la Resolución 394/2018 del Boletín Oficial. El “Defensor del Cliente” deberá ser abogado y demostrar idoneidad y trayectoria en defensa del consumidor.

Los reclamos deberán resolverse en un plazo máximo de 15 días corridos, con la posibilidad de un prórroga de 15 días más si el trámite es complejo. La iniciativa tiene experiencias en este sentido en Colombia, España, Chile y Uruguay.

“Una medida positiva”

El titular de la asociación civil Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), Pedro Bussetti, celebró la creación de la figura y evaluó que va a ser “una medida positiva” en la medida en que las empresas cumplan con las pautas que establece la resolución.

“En principio entendemos que es una buena medida para favorecer la defensa de los consumidores, aunque creo que podrían designarse defensores del cliente que no pertenezcan a la propia empresa que es objeto del reclamo”, analizó en diálogo con Info Región.

En ese sentido, Bussetti consideró que deberían participar el espectro de las asociaciones de consumidores que existen en todo el país, que podrían ser designadas en cada una de las empresas como defensor del cliente “para garantizar la independencia de criterio del Defensor”.

“Hoy en día el consumidor tiene muy poca defensa frente a las empresas. No alcanzan todos los mecanismos que se han creado para resolverle los problemas a los consumidores por la negligencia y el desinterés que manifiestan distintas empresas de servicios públicos y privados”, evaluó.

Previo Rechazan los cambios en el sistema de concursos
Siguiente “La CGT no tiene patrones”